La vicepresidenta Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell.

La vicepresidenta Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell. EFE

Comunidad Valenciana PROSTITUCIÓN

Feministas y exprostitutas acusan a Mónica Oltra de apoyar al lobby proxeneta por rechazar la abolición

Lamentan los argumentos de la líder de Compromís porque "benefician y afianzan la impunidad de los peores agresores, puteros y proxenetas".

30 mayo, 2022 01:55
Valencia

Noticias relacionadas

Las alegaciones que ha presentado la vicepresidenta valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra, contra la reforma de ley autonómica de ocio y espectáculos para multar a los locales que fomentan la prostitución ha generado un profundo malestar entre colectivos feministas y mujeres prostituidas.

Por una parte, desde el Front Abolicionista, plataforma en defensa de los derechos de mujeres prostituidas, han acusado a Oltra de estar "más próxima al lobby proxeneta que a proteger a las mujeres en situación de prostitución". El colectivo ha rechazado las alegaciones de la vicepresidenta valenciana al proyecto, promovido por la Conselleria de Justicia, por recurrir a argumentos que "benefician y afianzan la impunidad de los peores agresores, puteros y proxenetas".

La decisión de Oltra también ha sorprendido sobremanera a las supervivientes de la prostitución. Carla, una mujer valenciana que fue captada por una red de proxenetas a los 17 años, ha difundido un vídeo en los últimos días en el que cuestiona la estrategia de Oltra y recuerda que "cuando les decimos a las mujeres que la prostitución es un trabajo como otro cualquiera, las estamos engañando".

"Cuando decimos que hay diferencia entre prostitución buena y prostitución mala, estamos tomando posturas deleznables que están más cerca de los intereses de los proxenetas y de los puteros que de las mujeres en situación de prostitución", ha advertido. 

Las multas

El PSOE de Ximo Puig defiende el cambio de la ley para acabar con toda forma de prostitución que se desarrolla dentro de locales y situar a Valencia como el primer territorio de España que desarrolla normativas abolicionistas. Puig seguirá adelante con el proyecto pese al desacuerdo con la líder de Compromís, según apuntaron fuentes de la Generalitat.

La norma prevé en su redacción inicial multa de hasta 60.000 euros y el posible cierre durante tres años de los locales donde se ofrezcan servicios de prostitución o se fomenten, incluso con el consentimiento de quienes los presten. Pero Mónica Oltra se ha opuesto al considerar que los socialistas se "arrogan" sus competencias y que las multas previstas en la nueva normativa "suponen, de facto, una sanción indirecta a las mujeres que ejercen la prostitución".

Las reacciones no se han hecho esperar. El Front Abolicionista de Valencia ha apuntado que el "análisis es desacertado y torticero" e insiste en el "carácter lesivo que conlleva la actividad de la prostitución". 

"Decir que las sanciones al putero serán una penalización para las mujeres es una manipulación para esconder la falta de compromiso con unas políticas reales de igualdad, que permitan a las prostituidas integrarse en la sociedad y ofrezcan alternativas para salir de esa espiral de marginalidad", han subrayado.

Además, creen que "incurre en una falsedad flagrante al afirmar que el abolicionismo estigmatiza a las mujeres en prostitución, cuando lo que hace precisamente es visibilizar la violencia extrema de puteros y proxenetas, los únicos a los que el abolicionismo estigmatiza".

En este sentido, subrayan que las alegaciones de la líder de Compromís están basadas en "el argumentario del lobby proxeneta que invisibiliza esta forma brutal de violencia sexual, denominándola trabajo sexual, para esclavizar y explotar con total impunidad". Aseguran que "la igualdad no se puede defender amparando la impunidad de puteros y proxenetas defendida desde sus falsos sindicatos".

La Conselleria de Justicia defiende que la reforma ha sido propuesta por el Foro Valenciano por la Abolición de la Prostitución, constituido en 2021 e integrado por reputados expertos, colectivos feministas y víctimas, y que viene a dar cumplimiento con estos compromisos adquiridos por España y sus instituciones en materia de derechos humanos y prostitución.

Además, desde Justicia recuerdan que no se trata de una ley integral, sino una reforma normativa que persigue sancionar a los empresarios que contratan a mujeres como camareras u otra categoría profesional cuando en realidad ejercen la prostitución.

Oltra, por libre

No es la primera vez que Oltra cuestiona públicamente las políticas abolicionistas. En una entrevista concedida a EL ESPAÑOL en 2016, la líder de Compromís afirmó que "hay mujeres que prefieren prostituirse a limpiar pisos y hay que respetarlo".

Pero el debate parecía superado después de que Compromís se haya pronunciado recientemente a favor de la abolición en el Parlamento valenciano o ayuntamientos. En octubre de 2021, Les Corts aprobó una moción del PSOE, Compromís y Unidas Podemos para establecer los mecanismos necesarios para abolir la prostitución y acabar con el tráfico de mujeres y de menores con finalidades de explotación sexual.

Y este jueves, PSOE y Compromís llegaron a un acuerdo para aprobar una moción conjunta en el Ayuntamiento de Valencia que convierta a la capital como "ciudad abolicionista de la prostitución". Para ello, redactarán una nueva ordenanza de prostitución "en la que se persiga y se sancione a los puteros", pese a las dudas expresadas por Oltra para aplicar normativas abolicionistas a nivel autonómico.

Este viernes, al ser preguntada por las alegaciones a la modificación de la ley, consideró que la propuesta del PSOE "no resulta apropiada" porque "clandestiniza más aún a estas mujeres".