Restricciones en distintas autonomías, según los datos recopilados por el sector taurino valenciano. EE

Restricciones en distintas autonomías, según los datos recopilados por el sector taurino valenciano. EE

Comunidad Valenciana CORONAVIRUS

Valencia restringe el triple que Madrid el acceso a las plazas de toros pese a la menor incidencia del virus

El Gobierno de PSOE y Compromís fija el aforo máximo en 2.000 aficionados frente a los 6.000 de la capital o los 4.000 que permite en el deporte.

18 mayo, 2021 01:58
Valencia

Noticias relacionadas

El sector taurino de la Comunidad Valenciana estalló este lunes contra las restricciones del gobierno autonómico. La Generalitat presume de tener la incidencia del virus más baja de España, en concreto, de menos de 30 casos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos. Sin embargo, es la región más restrictiva con los festejos taurinos. Limita el acceso a las plazas el triple que Madrid. El máximo de aforo es de 2.000 espectadores en la autonomía frente a los 6.000 de la capital.

Así lo denunció este lunes el grueso del sector en un comunicado conjunto, firmado por 38 entidades entre las que se encuentran la Federación Taurina de Valencia, la Federación de Peñas de Bous al Carrer o la empresa que regenta las plazas de toros de Valencia, Alicante y Castellón.

Según los datos recopilados por el colectivo, Madrid y la Comunidad Valenciana son las únicas autonomías que han fijado un número máximo de espectadores, que es la principal medida de restricción. Pero la diferencia entre ambas es tan grande que "supone un cierre encubierto en la Comunidad Valenciana", según lamentan. Todo pese a que, en las fechas en las que elaboraron su informe, Madrid contaba con una incidencia acumulada de 317 casos frente a los 40 de la Comunidad Valenciana.

El resto de autonomías se basan más en porcentajes para restringir el aforo. Tanto Castilla y León como Andalucía tienen fijados distintos porcentajes en función de la fase en la que se encuentre la comunidad, con un máximo del 75% en la primera y del 60% en la segunda para la fase 1.

Por contra, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura han apostado por un porcentaje fijo. La primera, con un 294 de incidencia en el momento del informe del colectivo taurino, tenía permitido un 50% del aforo en sus plazas. Las otras dos han fijado un 75% con una incidencia acumulada de 202 y 94 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Francia es más permisiva

A su vez, el colectivo subraya que Francia, pese a que tiene una incidencia muy superior, de 455 casos, se ha comprometido a permitir un aforo del 100% de la capacidad de las plazas a partir del próximo 30 de junio, una decisión que brinda un horizonte de seguridad al sector en el país vecino de cara al verano.

Los firmantes del manifiesto consideran que las restricciones actuales en la Comunidad Valenciana -vigentes desde el pasado 8 de mayo de 2021, cuando la autonomía ya estaba en una buena situación- "son discriminatorias y generan un grave perjuicio para el mundo del toro en la Comunidad Valenciana".

Según argumentan, "gracias a ese esfuerzo y al sacrificio y actitud responsable de todos los valencianos, la comunidad es, hoy en día, la de menor incidencia de contagiados por cada 100.000 habitantes de España". Y por ello, entienden que "ha llegado el momento de retomar progresivamente la actividad".

"La postura del Gobierno valenciano frente al mundo del toro resulta muy decepcionante, por discriminatoria frente a otros eventos de carácter cultural y deportivo y, muy especialmente, en la comparativa con otras comunidades autónomas e incluso países como Francia", lamentan.

La mitad que el deporte

Al respecto, critican que el Ejecutivo de PSPV-PSOE y Compromís sí permite "un 75% de aforo sin ningún otro tipo de restricciones ni límites de personas para espacios cerrados como cines, teatros o circos o para auditorios o salas multifuncionales".

"Tampoco es sostenible que, mientras en los eventos taurinos se establece un tope de 2.000 personas, en los acontecimientos deportivos que dependen de la Generalitat ese mismo tope se sitúe en 4.000 personas", agregan.

"Esto es, sin duda, una discriminación a la que no se encuentra explicación objetiva y razonable alguna. Exigimos que el Gobierno valenciano proporcione, a partir del 24 de mayo, un calendario claro y conciso para la celebración de los eventos taurinos que sea equiparable al del resto de eventos culturales y deportivos", concluye el colectivo.