José Luis Cuesta, el  fiscal jefe de Castellón que ha dimitido tras colarse en la vacunación. EE

José Luis Cuesta, el fiscal jefe de Castellón que ha dimitido tras colarse en la vacunación. EE

Comunidad Valenciana CORONAVIRUS

El fiscal jefe de Castellón dimite tras colarse para recibir la vacuna contra la Covid-19

La Fiscalía General del Estado comunica el cese de José Luis Cuesta, que argumenta "motivos personales" para dejar el cargo.

27 enero, 2021 16:47
Valencia

Noticias relacionadas

El fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta, presentó este miércoles su dimisión como máximo representante de la Fiscalía en la provincia. Lo hizo después de que trascendiera que es una de las alrededor de 200 personas que han recibido la vacuna contra la Covid-19 en la Comunidad Valenciana sin formar parte de los colectivos prioritarios.

Fue la propia Fiscalía General del Estado quien hizo público el cese. Se produce "tras constatar el incumplimiento por parte del fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta, de lo dispuesto en la estrategia de vacunación Covid-19 en España, aprobada por el pleno del consejo interterritorial del Sistema Nacional de Salud y ejecutada por las comunidades y ciudades autónomas", según reconoce el organismo.

"La Fiscalía General del Estado, Dolores Delgado, ha aceptado la renuncia del fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Castellón, quien ha alegado para ello 'motivos personales'", concluyó el breve escrito.

Cuesta, según la información revelada por elDiario.es, recibió la dosis de la vacuna de Pfizer el pasado 11 de enero en el centro de salud 9 d'Octubre de Castellón de la Plana.

La información trasciende además con la Junta de Jueces de Instrucción de Castellón en plena ofensiva contra el fiscal, en concreto por sus instrucciones a la policía en un caso de presuntas agresiones sexuales, según informó Cadena SER. Tras el escrito de los jueces, la Fiscalía Judicial de la Comunidad Valenciana abrió un expediente al fiscal por este asunto.

200 vacunados

Según cifró recientemente el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, son alrededor de 200 las personas que han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer en la autonomía sin que les correspondiera, aprovechando la sexta unidad que permiten extraer los envases.

La postura al respecto del líder socialista es tajante: ninguno de ellos debería recibir la segunda dosis.

Pero tal posicionamiento ha sido cuestionado por el Gobierno de España, partidario de buscar otro tipo de sanción ajena a culminar su inmunización en beneficio del conjunto de la sociedad, para evitar que se pierdan las primeras dosis suministradas.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseveró que desde su punto de vista "como epidemiólogo" se incurriría en "dos fallos seguidos".

Primero el de "vacunar antes de tiempo a gente en detrimento de quienes lo puedan necesitar" y, posteriormente, el de "no ponerles la segunda vacuna". "Perdemos la oportunidad de tener una persona más inmunizada", manifestó Simón.