Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana. EE

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana. EE

Comunidad Valenciana CORONAVIRUS

Ximo Puig cifra en 200 los vacunados sin ser grupo prioritario y pretende negarles la segunda dosis

Fernando Simón cuestiona la decisión al considerar "dos fallos seguidos" alterar el orden de vacunación y después no realizar la segunda inyección.

22 enero, 2021 00:40
Dani Valero Héctor Fernández

Noticias relacionadas

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, pretende que no se dispense la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19 a todos aquellos que recibieron la primera sin formar parte de un grupo prioritario. Se trata de una propuesta controvertida, más aún si se tiene en cuenta que son alrededor de 200 las personas que se encuentran en estas circunstancias en la Comunidad Valenciana, según cifró este jueves el propio dirigente.

"En mi opinión, ninguna de esas personas que han recibido la dosis de manera improcedente debería recibir la segunda dosis", manifestó inicialmente el dirigente en una comparecencia ante los medios de comunicación.

Posteriormente, fuentes de Presidencia de la Generalitat Valenciana agregaron que Puig ya había ordenado impedir la segunda inyección en estos casos. "El presidente ya le ha trasladado a la conselleria de Sanidad y a la consellera, Ana Barceló, que no se suministre la segunda dosis a todos aquellos que se hayan vacunado al margen del plan de vacunación", precisaron.

Al conocer los planes de la Generalitat, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se manifestó en contra. Aseveró que desde su punto de vista "como epidemiólogo" se incurriría en "dos fallos seguidos". Primero el de "vacunar antes de tiempo a gente en detrimento de quienes lo puedan necesitar" y, posteriormente, el de "no ponerles la segunda vacuna". "Perdemos la oportunidad de tener una persona más inmunizada", manifestó Simón.

El asunto está siendo polémico en la Comunidad Valenciana ya que, como en otras autonomías como Murcia, han sido varios los políticos (de PSOE y PP) que se han vacunado antes de tiempo al aprovechar la sexta vacuna que permitían extraer los envases de Pfizer. Al no haber un protocolo claro para esta vacuna extra los profesionales actuaron de modos muy distintos para aprovecharlas y no tirarlas.

Más allá de políticos

Pero el mismo Ximo Puig reveló este jueves que los casos van mucho más allá de los alcaldes, concejales y diputados que han trascendido. Según precisó por la noche en una entrevista concedida a Cadena SER se trata de "alrededor de 200 personas, o menos de 200". En este colectivo puede haber personas de todo tipo.

Serían, por tanto, 200 las dosis perdidas. A quienes no se le suministre la segunda dosis transcurridos los preceptivos 21 días deberán recibir de nuevo la primera en el momento que les llegue el verdadero turno.

Puig argumentó que se trata "un porcentaje mínimo" respecto a los más de 100.000 vacunados hasta la fecha en la Comunidad Valenciana. "Unos cuantos no van a generar la inmunidad deseada, es una cuestión ética", insistió.

En cualquier caso, tras conocer las palabras de Simón, supeditó su decisión a "la decisión de los profesionales". "Yo no quiero discutir con nadie, pero tenemos que intentar proteger a los más vulnerables", recalcó. Presidencia insistió al respecto que la Generalitat prefiere optar por "ser ejemplares en prácticas que afectan al conjunto de la sociedad".

Políticos vacunados

Como informó este diario, en la Comunidad Valenciana han sido varios los dirigentes políticos municipales y provinciales que se han vacunado fuera de los protocolos marcados por la estrategia del Ministerio de Sanidad.

Primero fueron los alicantinos del PSOE Ximo Coll, alcalde de El Verger; y su mujer Carolina Vives, también alcaldesa socialista de Els Poblets (un municipio aledaño). Luego trascendió el caso de Fran López, alcalde de Rafelbunyol (Valencia), quien ya renunció a que le fuera suministrada la segunda dosis.

El PSPV-PSOE les apartó a todos ellos de militancia y abrió una investigación interna, además de la iniciada por la Generalitat Valenciana.

Más tarde se supo de otros casos en las filas de los populares como el concejal de Sanidad de Orihuela, José Galiano, o el alcalde de La Nucía y diputado provincial de Deportes del PP en Alicante, Bernabé CanoCiudadanos, socio del PP en la Diputación de Alicante, reclamó este jueves la destitución de este último.