El presidente del grupo parlamentario de Vox, Francisco Serrano.

El presidente del grupo parlamentario de Vox, Francisco Serrano. Efe

Andalucia Tribunales

El juez Serrano deja Vox tras la denuncia de la Fiscalía andaluza por fraude en subvenciones

Se da de baja en la formación de Santiago Abascal pero mantendrá el acta como diputado no adscrito.

1 julio, 2020 15:11
Sevilla

Noticias relacionadas

El presidente del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, el juez Francisco Serranoque fue el candidato en las elecciones de diciembre de 2018, ha abandonado la formación de Santiago Abascal pero mantendrá el acta como diputado no adscrito.

Desde la dirección nacional se le intentó restar protagonismo poco después de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre de 2018 cuando Vox alcanzó doce diputados y fue llave para formar gobierno. Todo ello tras ser protagonista de varias polémicas.

Una de ellas se ha producido este mismo miércoles cuando la Fiscalía Superior de Andalucía ha presentado una querella ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por un presunto fraude en una subvención. En concreto, el Ministerio Público ve indicios de delito por una ayuda de 2,5 millones que obtuvo una empresa creada por el propio Serrano y un antiguo socio. Contra éste también se querella.

Serrano fue administrador de esta sociedad entre abril de 2016 y octubre de 2017, periodo en el que recibió 2.489.000 euros por parte del entonces Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del programa Reindus. El dinero era para la construcción en la localidad de Niebla (Huelva) de una fábrica de pellas (combustible a base de madera), que finalmente no se hizo ni tampoco se llevó a cabo el reintegro de la deuda.

Tras abrir una investigación el pasado mes de noviembre, a raíz de una denuncia de Facua, hace una semanas la Fiscalía Provincial de Sevilla ya vio estos indicios de delito y acordó remitir estas diligencias de investigación la Fiscalía Superior de Andalucía dada su condición de aforado. Serrano es parlamentario y presidente del grupo.

En concreto, la investigación se centra en un supuesto fraude de subvenciones cometido por una sociedad en la que figuraría como socio Francisco Serrano, quien ya ha comparecido voluntariamente ante el Ministerio Público. Además, a la denuncia inicial de Facua se sumó una denuncia por parte del citado ministerio.

No manchar el partido

Serrano ha realizado este anuncio en un comunicado, remitido a Europa Press, en el que asegura que toma estas decisiones "para evitar que la necesaria labor de regeneración que necesita Andalucía y que abandera Vox se vea manchada por las acusaciones de las que estoy siendo víctima". 

En el texto, Serrano explica que ha tomado estas decisiones ante la denuncia a la que tiene que hacer frente y con el convencimiento de su inocencia que resultará "acreditada". Al respecto, aclara que "en ningún momento" se ha apropiado personalmente "de un solo céntimo de dinero público".

"Como firme defensor del Estado de Derecho considero que debemos facilitar el trabajo de la justicia libre de contaminaciones", ha remarcado. Asegura también que es consciente de que su pertenencia a Vox "daría lugar a la politización del proceso dañando tanto al partido, al que he dedicado tantos esfuerzos, como al mismo curso del proceso".

Con ello se generaría, de forma interesada, un proceso mediático contra su persona "para debilitar al partido político", agrega. Por eso, justifica que rompe relaciones con Vox "para evitar dañar" a la formación y para centrarse en su defensa jurídica de unas acusaciones que considera falsas.

Seguirá en el Parlamento

Con todo, asegura que a partir de este momento, desvinculado de Vox política y orgánicamente, seguirá defendiendo desde el Parlamento de Andalucía los principios que le llevaron a la política. "No voy a renunciar en ningún momento, por muchas acusaciones que pretenda promover determinados sectores de la izquierda", ha subrayado. Del mismo modo, insiste en que ejerceré cuantas acciones legales sean necesarias para demostrar su inocencia.

Desde Vox Andalucía respetan la decisión de Serrano y agradecen el trabajo realizado en estos años. "El señor Serrano ha justificado esta decisión en su necesidad de centrarse en su defensa jurídica a la vez que en desmontar la campaña que pretendía atacar a Vox a través de su persona", ha señalado en un comunicado.

Recibió la ayuda

Según la investigación desarrollada tras dicha denuncia inicial, la mencionada sociedad, de la que Serrano fue administrador, recibió este montante económico.

Para ello, la empresa debía aportar un capital social en consonancia con el proyecto a desarrollar pero lo que aportó fue maquinaria diversa para su funcionamiento. Sin embargo, según la investigación de la Fiscalía, en el desarrollo de la actividad no consta la realización del proyecto comprometido de fabricación de pellas ni la devolución del dinero.

Dada la condición de aforado de Francisco Serrano como diputado en el Parlamento de Andalucía, la valoración de la suficiencia de estos indicios ha correspondido a la Fiscalía Superior de Andalucía. Por el momento son objeto de esta querella el propio Serrano y su socio, aunque no descarta que pueda ampliarse a más personas por parte del TSJA.

Polémico juez

Serrano, condenado a diez años de inhabilitación por un delito de prevaricación judicial doloso cuando ejercía de juez, ha perdido peso en Vox y ha protagonizado varias polémicas en los últimos meses.

La más sonada fue por sus críticas a la sentencia del Supremo que condenó por violación a los miembros de La Manada, elevando sus penas de ocho a quince años. Tras este episodio cogió una baja médica.

En los últimos meses ha perdido mucho peso político. Sobre todo tras la remodelación que se llevó a cabo en el grupo parlamentario cuando el que fue su cabeza de lista electoral fue obligado a dejar la portavocía, que recayó en Alejandro Hernández.