El atronador silencio de Isabel Díaz Ayuso sobre la incorporación de Toni Cantó a su lista electoral ha dejado al descubierto un choque de trenes entre Génova y la Puerta del Sol por "el fondo" y "las formas" de hacer oficial el fichaje del exdiputado de Ciudadanos. "Ahora estamos en fase de elaboración de listas. No es que la presidenta guarde silencio, hablará cuando solucione el puzzle. Es la normalidad de este sudoku", resumen fuentes del Ejecutivo madrileño. 

Noticias relacionadas

Los tiempos de hacer público el anuncio no se sintonizaron a la vez en Génova y en la Puerta del Sol. La dirección nacional del Partido Popular fue la que se apresuró en anunciar este miércoles por la noche la incorporación del actor como independiente a la lista de Ayuso, mientras que el entorno de la presidenta madrileña se resistió a confirmar este extremo.

De hecho, a nadie en el PP le pasó inadvertido que la líder regional simplemente retuiteó un mensaje público del actor donde apoya su proyecto, pero no ha hecho ni una sola mención a que forme parte de su lista electoral, que ha sido recibida con honores por otros miembros del partido.

Desde el entorno de la presidenta regional explican que Ayuso y Cantó tenían buena relación, que el ex de Ciudadanos propuso echar una mano a la candidatura "y nosotros le dijimos que por qué no se unía. Aceptó porque ha peleado siempre contra los nacionalismos y defiende Madrid como sitio imprescindible". Fue el jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, quien invitó al exdiputado de Cs a una reunión con miembros del círculo de la presidenta de Madrid este miércoles, pero en ningún caso se materializó que se sumara a la lista electoral.

Cantó habló con Ayuso y con el propio Pablo Casado y se puso a su entera disposición para colocarse donde más pudiera ayudar al Partido Popular. La dirección nacional fue la que anunció que acompañaría a Ayuso como independiente, una noticia que pilló con el pie cambiado al equipo madrileño.

El nuevo frente abierto entre Génova y Sol es el lugar que ocupará Cantó en la lista, ya que los de Ayuso se resisten a colocarlo en una posición privilegiada: "Si ayer Cantó nos hubiera dicho que ayudaría desde fuera pero que no quería ir en las listas, pues se abría un camino; al decir que está a disposición, se abre otro", se limitan a decir, guardando bajo siete llaves el orden de la distribución. 

El padrón

En Génova no contaban con que hubiera problemas por el lugar de residencia de Cantó. El actor reconoció que se empadronó en Madrid apenas unos días antes, por lo que no cumpliría con la ley electoral estatal, que establece que tiene que haberlo hecho antes del 1 de enero del año electoral. 

El propio Cantó insistió en reiteradas apariciones públicas hechas este jueves que su menor preocupación es ir en la lista, que él simplemente se apunta a trabajar por el proyecto. En el PP están convencidos de que, para ser elector y elegible, cumple con el requisito de "vecindad administrativa" que recoge el artículo 7.2 del Estatuto de la Comunidad de Madrid.

El desembarco de Cantó, bendecido por el secretario general, Teodoro García Egea, ha sentado como un jarro de agua fría en el PP de Madrid, donde todo el mundo tiene el móvil en línea esperando la llamada que les asegure el futuro más inmediato. "Somos nosotros los que nos partimos la cara para que ahora nos metan a este que ha estado años llamándonos corruptos", se sinceran en círculos internos del partido regional. 

La lista

En las entrañas del PP de Madrid señalan a García Egea como el urdidor de este fichaje "con el único objetivo de hundir a Ciudadanos, y hacerlo rápido". Sin embargo, se quejan de las malas formas: "Tanta prisa solo puede traer algo malo". Los fieles del partido que esperan estar en la electoral de Ayuso confían en la palabra de la presidenta, que hace tan solo dos días declaraba su intención de mantener el equipo prácticamente igual.

"Soy amiga de pocos cambios cuando las cosas funcionan. Por eso, el equipo con el que hemos estado trabajando es el que tiene que seguir", anunció, deslizando la idea de que serán para su círculo de máxima confianza: los siete consejeros que le acompañan en Sol desde junio de 2019; Ana Camins, secretaria general del PP madrileño y su portavoz en la Asamblea, Alfonso Serrano. El puesto que ocupará Toni Cantó está todavía por ver.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de EL ESPAÑOL por 1€ el primer mes, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información