Imagen de archivo de un hombre trabajando en un viñedo.

Imagen de archivo de un hombre trabajando en un viñedo. iStock

Historias

Así es el 'vino de las piedras' de Cariñena (Zaragoza) y las cooperativas que mantienen esta tradición milenaria

La Denominación de Origen Protegida Cariñena se caracteriza por el suelo en el que crece la vid y las cooperativas locales que producen el vino. 

8 diciembre, 2022 01:54

El 'Vino de las Piedras' cumple 90 años y está más lozano que nunca. Reconocido con el título de Denominación de Origen Protegida en el Estatuto del Vino de 1932, es el resultado del trabajo de cientos de familias que han vivido y viven de la vid y de una naturaleza caprichosa a la que han sabido mimar y domar.

Hablamos del vino de Cariñena (Zaragoza), que nace de tierras pedregosas, de ahí su poético nombre, y que se caracteriza por la autenticidad que le otorga la piedra, que le dota de unos aromas y sabores únicos, capaces de sorprender a los amantes del buen vino.

La historia de este vino se remonta al siglo III antes de Cristo, con el origen de los viñedos aragoneses en la entonces villa romana de Carae –que hoy es Cariñena–; y que abarca el paso de los siglos, marcada por la inquietud pionera de la región en materia vitivinícola, así como por la entrega total de cientos de viticultores dedicados a la tierra.

[La revolución del vino ecológico, o cuando la sostenibilidad echa raíces en los viñedos]

La DOP Cariñena habla de estos miles de años recogidos en botellas de vino y su evolución en busca siempre de la calidad y la excelencia; adaptándose a los tiempos, pero sin acomodarse y, sobre todo, sin olvidar sus raíces ni renunciar a su idiosincrasia.

Su magia está en las piedras, un elemento bajo en carga orgánica que provoca que la viña tenga que sufrir y, por tanto, se haga más fuerte, dando lugar en última instancia a unas uvas más aromáticas y con mejor sabor y que los viticultores de Cariñena han sabido convertir en su seña de identidad.

Alguien dijo una vez que la uva principal de estos vinos, la garnacha tinta, era como los aragoneses: resistente, pero delicada, cálida y elegante. Y así son también sus vinos y así están conquistando, palmo a palmo, el mundo.

Hablamos con Antonio Ubide, presidente de la DOP Cariñena, que nos cuenta las peculiaridades que hacen de este vino uno de los más singulares de nuestro país.

¿Desde cuándo el vino de Cariñena se llama 'vino de las piedras'?

Desde 2011, y nació como eje de una campaña de marketing para impulsar la imagen de la Denominación de Origen Protegida Cariñena. Y desde entonces hemos ido desarrollando en torno a esta idea innovadoras iniciativas nacionales e internacionales que han supuesto un relanzamiento completo, por lo que este nombre identifica ya a todos nuestros vinos. El nombre resume perfectamente una de las principales señas de identidad de la DOP Cariñena: sus suelos pedregosos.

¿Y qué aporta este tipo de terreno a los vinos?

Este suelo proporciona condiciones únicas para el cultivo de la vid. Los estudios han demostrado que es un terreno más difícil de trabajar, pero donde crecen uvas más concentradas, intensas y aromáticas. Y los viticultores de la zona han desarrollado durante siglos todo el saber para aprovechar estas tierras y elaborar excelentes vinos.

¿Cuántas bodegas integran la D.O.?

A día de hoy son 32 bodegas, que en 2021 comercializaron 35.204.456 botellas.

¿Y cómo se gestiona esta considerable producción y venta de vino?

La historia de la DOP Cariñena ha estado muy ligada a las cooperativas agrícolas y esta es la forma empresarial que tiene mayor peso en nuestra denominación. Los viticultores, tradicionalmente, no han vendido su cosecha, sino que han gestionado directamente la elaboración del vino en cooperativas locales.

Así, no hay un precio de referencia de la uva en nuestra denominación, sino que depende de la comercialización de la cosecha. Estas cooperativas, sobre todo a partir de los años ochenta, fueron las que promovieron el paso de la venta a granel al embotellado o la implantación de técnicas como la vendimia controlada para reforzar su presencia en el mercado y ganar cuota de exportación, dando lugar a la expansión actual.

¿Cuántos viticultores trabajan para fabricar el vino de Cariñena?

Los últimos datos son de 1.398 viticultores en los 14 municipios de la DOP, que cultivan una extensión total de 14.110 hectáreas de viñedo. Como decía, en su gran mayoría como socios cooperativistas, lo que le da un importante valor añadido al sector del vino en nuestro territorio.

Las bodegas han surgido aquí y dejan aquí sus beneficios, con lo que juegan un papel esencial en el desarrollo económico y la fijación de población dentro de una zona que pertenece a la ahora tan comentada España vaciada.

¿Dónde encontramos los vinos de las piedras en España?

Lógicamente, nuestros vinos son especialmente conocidos y apreciados en Aragón, pero desde luego estamos presentes en todas las comunidades, tanto en los comercios como en la hostelería. Los Vinos de las Piedras cada vez tienen más reconocimiento y demanda de los aficionados por su calidad.

¿Y en cuanto a exportación?

Nuestras ventas en el exterior suponen más del 60% del total. En concreto, en 2021 vendimos más de 35 millones de botellas, de los que 22 millones, es decir, el 63%, se comercializó fuera de España, con presencia en más de 50 países y los cinco continentes.

Los principales destinos fueron, por orden: Alemania, con casi 5,5 millones de botellas, Reino Unido, Canadá, Rusia, Estados Unidos, China, Francia y Brasil. Estamos asentados en los mercados más importantes, aunque no dejamos de trabajar en diferentes proyectos para seguir aumentando las exportaciones; principalmente en Estados Unidos y Asia.

¿Qué uvas se cultivan para la elaboración de los vinos de Cariñena?

Están autorizadas un total de 16 variedades, pero la más característica es la garnacha tinta, que supone casi el 34% de la producción y es autóctona de la zona, con lo que desde luego tiene en el terreno de la DOP las condiciones óptimas para desarrollar todas sus potencialidades.

Muy recientemente, participó en un acto en Cariñena la actriz Itziar Miranda, que explicó que era la uva favorita de su abuelo y le decía que era “la uva con la que todas las demás se quieren casar” y que es “como los aragoneses, resistente, pero delicada, cálida y elegante”. Creo que es una explicación estupenda.

Otras de las variedades más extendidas son la tempranillo, la cabernet sauvignon y, en vinos blancos, la macabeo. Pero también hay que destacar de manera muy especial otra uva emblemática que hasta en su propio nombre pregona su origen, la uva cariñena. Es el único caso en el mundo de uva que toma su nombre de una Denominación. Es otra variedad extendida y apreciada en todo el mundo y que queremos potenciar porque da lugar a unos vinos muy interesantes y diferentes.



Celebráis una fiesta de la vendimia que es reconocida con el título de Fiesta de Interés Turístico de Aragón. ¿En qué consiste?

Para celebrar el momento de la vendimia, que es especialmente significativo en nuestra tierra, se instauró en 1960 la Fiesta de la Vendimia, que desde su origen mantiene actos tan simbólicos como el pisado artesano de las primeras uvas para ofrecer el mosto al Santo Cristo de Santiago, el patrón de Cariñena, y que, de los caños de la Fuente de la Mora, en la plaza de la localidad, mana vino durante todo el día.

Después, la fiesta ha ido evolucionando para hacerla cada vez más popular y participativa, con actuaciones o degustaciones de vino, y se ha convertido en una cita destacada, que ha sido reconocida con el título de Fiesta de Interés Turístico de Aragón, y que cada año atrae a un público más numeroso.

Y también invitáis a famosos que dejan sus huellas en el paseo de la fama, al más puro estilo Hollywood, ¿verdad?

Sí, desde 2008, con motivo del 75 aniversario de la DOP, se creó la figura del Invitado de Honor, encargado de activar la fuente del vino y de pronunciar un discurso público. Ese primer año fueron los entonces reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, los protagonistas del acto, y desde entonces cada año les han seguido personajes nacionales de todos los ámbitos.

Además, en 2014, se sumó otro original acto y es que los famosos que visitan Cariñena, tanto como Invitado de Honor en la Fiesta de la Vendimia como en otro momento, dejan testimonio de su paso imponiendo sus manos en el Paseo de las Estrellas, dentro de una hoja de vid de cemento.

Son ya 18 los famosos que han plasmado sus huellas en una colección que sí que recuerda al popular bulevar de Hollywood. Entre otros, han pasado por Cariñena Juan Echanove, David Trueba, Vicente del Bosque, Santiago Segura, Eduardo Noriega, Elvira Lindo, Antonio Resines… Una larga lista de amigos que ha querido demostrar su aprecio por los vinos de la DOP Cariñena.

¿Cuáles son los mejores vinos de Cariñena?

Llevamos ya tres años sacando una Colección Premium 'El Vino de las Piedras' que pretende ser una muestra representativa de la producción actual con los distintos estilos y variedades de uvas que caracterizan a los Vinos de las Piedras. Son un total de doce vinos, seleccionados en una cata ciega por Raúl Igual, ganador del último premio al mejor sumiller de España, y el centro de nuestra actual campaña nacional de promoción.

La Colección Premium 2022 reúne ocho vinos tintos, tres blancos y un vino de licor de garnacha, elaborados por siete bodegas de la DOP Cariñena. Raúl Igual, Advanced Sommelier titulado en The Court of Master Sommeliers de Londres, uno de los expertos más reconocidos de España y del mundo, que ha trabajado en lugares tan prestigiosos como Zalacaín y El Bulli y que tiene su propio restaurante en Teruel, Yain, que significa vino en hebreo, ha definido esta selección como una “colección pasional que todo el mundo va a disfrutar. Cada una de sus botellas recoge miles de años de historia”.