Sociedad 'LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO'

Exquisita conferencia en Quintanar de la Orden para profundizar en una parte muy desconocida de la Historia

29 diciembre, 2020 12:52

“Los Manuscritos del Mar Muerto” es el título de la conferencia que ofrecía Isabel BeltráVillaseñor, Licenciada y Máster en Filosofía y Bachiller en Teología en la tarde de estelunes en Quintanar. Un acto al que asistía también el alcalde, Juan Carlos Navalón; el primerteniente de alcalde, José María Viller; y la concejala de Cultura, Verónica Sánchez quiénagradecía la disposición de Isabel para deleitar nuevamente al público con susconocimientos.

Una conferencia que está muy relacionada con otras dos charlas que Isabel ha ofrecido en lalocalidad pues tienen en común acercar las cuestiones bíblicas y religiosas desdeperspectivas científicas. “Lo que tratamos es ir más allá de lo que es la fe o la religiosidadbasándonos en estudios históricos”, afirmaba Isabel. Concretamente, en esta ocasión realizó un acercamiento a unos documentos teológicosencontrados casualmente en 1946 en el desierto de Palestina al lado del Mar Muerto con uncontenido que cambian muchas ideas.

“Se trata de unos de los mayores descubrimientos arqueológicos que han sucedido en lahistoria porque gracias a ellos se conservan los textos bíblicos más antiguos que existen puesdatan del 250 antes de Cristo al 66 después de Cristo”. En su intervención, Isabel explicó quiénes eran las personas que habitaban en las cuevasdonde se encontraron manuscritos, por qué estaban allí los manuscritos, por qué se hanconservado y, sobre todo, lo que cuentan estos manuscritos.
Destacó por ejemplo uno de los que más llama la atención porque está escrito sobre bronce,estaba enrollado y se tuvo que serrar para poderlo leer.

“Si se juntan todos los manuscritos llegamos a más de 200 copias de la Biblia que seconservan allí”, ha explicado. Según indicaba hay también textos que hablan que existía una especie de comunidad demonjes judíos que eran célibes. “Los textos son bastante fieles a lo que conocemos nosotrosde la Biblia, pero los que no, son textos apócrifos que hablan de otro aspectos”.Otro de los manuscritos, por ejemplo, recoge a los protagonistas de la Biblia como Moisés oAbraham, contando su experiencia en primera persona.En definitiva Isabel fue descubriendo cosas interesantes y curiosas que llaman la atenciónpues son desconocidas para la mayoría de las personas.