Toledo PIDE QUE SE FOMENTE EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

La directora de Parapléjicos pide medidas para que las niñas se decanten por la ciencia

11 febrero, 2021 13:50

La directora del Hospital Nacional de Parapléjicos, Sagrario de la Azuela, sorprendida de que en pleno siglo XXI sean pocas las mujeres que se decanten por las carreras científicas, ha achacado esta ausencia a la falta de planes y medidas que incentiven su incorporación. De ahí que haya sugerido a los responsables que redactan y aprueban las leyes educativas que se dejen de "peleas políticas" y fomenten una mayor incorporación femenina a este campo. Para ello es preciso que las mujeres científicas tengan una mayor visibilización.

De este modo se ha pronunciado la responsable de este hospital en el marco de las diferentes actividades que con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este jueves 11 de febrero, ha organizado la Unidad de Investigación del Hospital Nacional de Parapléjicos, y recoge Europa Press.

Con motivo de esta efeméride, la responsable de dicho centro de referencia se ha mostrado decepcionada por el hecho de que en pleno siglo XXI las niñas no se decanten por la ciencia. "Es triste que esto siga ocurriendo. Pensé que estaba superado", ha manifestado De la Azuela, que ha confesado que en su época de estudiante las limitaciones para acceder a la formación científica eran de tipo económico y no de sexo.

"Sorprende que años después hayamos tenido una involución. Con tanta ley de educación, tanta pelea política, deberían ponerse realmente a lo que es importante y esto lo es. Estas leyes deberían contener planes estratégicos que se desarrollen a nivel de comunidad o en colegios para fomentar actividades que permitan cambiar esta visión, hasta incluir en los libros de texto asignaturas específicas. Lamentablemente no podemos permitir que esto siga sucediendo", ha alertado.

Y es que, además de reclamar iniciativas que pongan "precio en euros al coste que significa no poder optimizar una parte de las capacidades y del conocimiento que tiene una parte de la población", ha incidido en la necesidad de adoptar medidas dirigidas a edades escolares que divulguen las bondades de los estudios científicos a fin de sumar a más mujeres.

Brecha de género en Parapléjicos

Para ilustrar la brecha de género en la ciencia, De la Azuela ha detallado las diferencias que existen entre el hospital, que cuenta con una menor presencia femenina en cuanto a liderazgo, y la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la Investigación y la Integración, que sí concentra un alto porcentaje de investigadoras.

"La fundación es una institución muy viva, ágil, que tiene un proceso continuo de contratación en función de los proyectos que gestiona y tiene unos resultados excelentes. Actualmente el 70 por ciento de las personas contratadas por la Fundación son mujeres. Muchas de ellas están en niveles relacionados con puestos de trabajo R2 y R3, incluso en R4 y son jóvenes".

Y es que De la Azuela ha destacado que la Fundación, a causa de sus buenas prácticas, cuenta desde diciembre con un sello de excelencia y calidad en materia de buenas prácticas en la contratación de investigadores donde la parte de igualdad tiene un peso importantísimo.

"En la fundación ha habido evolución, pero el hospital es diferente. No tiene esa movilidad. Mantiene una situación muy similar a cuando llegaron los primeros investigadores y se formaron los primeros grupos, entre los años 2002 y 2005. Algo no se ha debido de hacer bien para que la fundación tenga una foto y el hospital tenga otra", ha lamentado.

Y es que, pese a que la plantilla del hospital presenta un porcentaje equilibrado entre hombres --que suponen el 52 %-- y mujeres --el 48 %-- la responsable del centro ha detallado que la organización de los grupos es muy diferente. "Prácticamente no llega al 10 % por ciento el número de mujeres responsables de grupos de investigación, incluso dentro de esos grupos el porcentaje de mujeres es basíjimo", ha explicado De la Azuela, que no se muestra "optimista" con el hecho de poder revertir esta situación, pues dice no disponer de herramientas que permitan equilibrar la estructura del hospital en cuento a edad y sexo.

Por todo ello, y con el deseo de acabar esa desigualdad, la responsable del Hospital Nacional de Parapléjicos ha pedido "no tener miedo a la responsabilidad de tomar medidas", pese a la dificultad de concretarlas. "Muchas se quedan en buenas intenciones que no se concretan ni se ejecutan".

"Carecemos de medidas que permitan la discriminación positiva, que sigue siendo necesaria, y faciliten a las mujeres el acceso a niveles superiores, tanto dentro de los grupos de investigación como a la horade constituir sus propios equipos de investigación", ha concluido.

Estas jornadas, que organizadas van dirigidas especialmente a niñas y niños estudiantes de ESO, Formación Profesional, universitarios y público en general interesado en acercarse al mundo científico, han contado también con el testimonio de la actual jefa del Servicio de Neumología, primera mujer al frente de un servicio del Hospital, Claudia Gambarrutta.

"En Medicina Interna, donde empecé, todos eran hombres y muy masculinos. No sé si por mi forma de ser o por mi trato tuve que tragar muchísimas situaciones molestas que hoy no toleraría. Ellos se fueron adecuando a mi y yo a ellos, aunque mi esfuerzo para tener un clima de cordialidad en el servicio fue mayor. Con los años se solucionó. Ellos entendieron que yo quería trabajar y crecer en funcionamiento del hospital", ha relatado.

Dicho esto, Gambarrutta ha añadido que el advenimiento, y por tanto la presencia, de más mujeres al hospital contribuyó también a mejorar esa relación con la parte masculina. "Nos hacemos más fuertes cuando no estamos solas ante el peligro", ha bromeado la doctora, que ha asegurado, no obstante, no tener queja del trato recibido en este centro, que se le brindado el apoyo necesario para poder crecer en la superespecialidad a la que se dedica.

Además, ha proseguido la actual jefa del Servicio de Neumología, la situación en estos casi 30 años que lleva en el hospital ha cambiado mucho, sobre todo porque hoy, en su mayoría, el personal sanitario es femenino.

"Creo que estamos bien valoradas y respetadas. Ese es mi caso. En los primeros tiempos no lo pase bien, pero se solucionó, hubo que poner un poquito de cada lado para respetarnos y adaptarnos", ha señalado Gambarrutta, que ha terminado explicando que en la actualidad la mayor parte de su equipo está conformado por mujeres y tiene un funcionamiento óptimo, gracias a los cambios y a la aceleración que se le ha dado a la investigación.