Cuenca HA ASEGURADO QUE NO ELUDIRÁ RESPONSABILIDADES

El Ayuntamiento de Cuenca colaborará con la Fiscalía en la investigación del derrumbe

27 mayo, 2021 12:29

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha asegurado que el Ayuntamiento de la ciudad colaborará "en todo lo se les requiera" con la Fiscalía en la investigación del derrumbe de la calle Canónigos, cree que crear en el Consistorio una comisión de investigación "ya no tiene sentido al estar el asunto judicializado" y ha asegurado que "no se va a eludir ninguna responsabilidad" que pudieran surgir una vez que se pronuncie el Ministerio Fiscal.

Así lo ha asegurado el primer edil de la capital durante el pleno municipal de este jueves, donde se ha incluido un punto específico para dar cuenta de todas las acciones que está llevando a cabo el Gobierno local para devolver a la Calle Canónigos su imagen de antes del derrumbe al miso tiempo que se ha ofrecido una cronología de todos los trabajos desde que el PSOE llegó al Gobierno local en 2019.

Tras ofrecer todas las cronologías de informes y obras acometidas en la zona, Dolz ha tomado la palabra y ha asegurado que esta intervención en el pleno ha sido a iniciativa propia del gobierno municipal, y aunque querían proponer al pleno una comisión de investigación, "ya ha dejado de tener sentido al estar el tema en manos de la Fiscalía".

"Será la justicia quien depure ahora responsabilidades", ha esgrimido el regidor, al entender que su actuación "ha sido la correcta", y asegurado que desde el equipo de Gobierno "se va a colaborar con el Ministerio Fiscal en todo lo que se les requiera" al mismo tiempo que ha afirmado que "no se van a eludir las responsabilidades".

Ahora mismo, para el Gobierno de la ciudad "lo más importante es reconstruir el muro y devolverlo a la realidad, por lo que ya se han empezado con los diferentes trabajos de limpieza para que en cuanto antes se vuelva a abrir" el principal acceso a las Casas Colgadas de Cuenca.

De esta forma, ha pedido la colaboración de todos los grupos de la oposición, ya que esta obra "tiene que ser prioritaria", y si recibe ese apoyo del arco municipal, se ha comprometido a que "desde mañana mismo, se va a informa de todo al minuto", por lo que ha abierto la puerta a convocar mañana mismo una junta de portavoces.

La portavoz del Gobierno del Ayuntamiento, Saray Portillo, ha tomado también la palabra durante este debate en el Pleno municipal y ha asegurado "que no va a haber ningún tipo de dimisiones". Las razones son, en primer lugar, "porque la actuación ha sido clara y transparente" y, en segundo lugar, "por la actitud que está teniendo la oposición, que más que ayudar parecen que quieren sacar rédito político del suceso y construir un cadalso".

"En esta situación tan complicada que estamos viviendo hemos recibido el apoyo de Ciudades Patrimonio, del Gobierno de España, de la Junta de Castilla-La Mancha, de la Diputación, de la CEOE, de la Cámara de Comercio, de ciudadanos particulares, menos de Ciudadanos, PP y Cuenca en Marcha".

En este punto, a afeado a los partidos de la oposición ponerse de frente y no de nuestro lado, y ha tenido palabras para cargar contra los portavoces de cada partido.

En este sentido, contra el portavoz del PP, José Ángel Gómez Buendía, ha asegurado que, tras la caída del muro de Canónigos, "tuvo que recibir la llamada diciéndole el día en que se va a celebrar el congreso provincial del partido, y le dijo que tenía que cambiar de discurso si quería sacar rédito, por lo que desveló el presupuesto de una empresa que se ofreció y lo vendió como un informe para poder decir algo tan grave como que estábamos poniendo en riesgo la vida de las personas".

A juicio de Portillo, a la portavoz de Ciudadanos, Cristina Elena Fuentes, este derrumbe "le vino al pelo" para "tapar el hundimiento de su partido". "Pidió desde el primer momento la cabeza de todos los concejales sin esperar a tener ningún tipo de informe". La portavoz socialista, además, ha asegurado que "la palabra transparencia hay que usarla con responsabilidad", y ha pedido a Cs "que pida responsabilidades, pero siempre con responsabilidad".

A María Ángeles García, portavoz de Cuenca En Marcha!, confluencia de Podemos y Equo, le ha criticado que haya acudido a la Fiscalía "sin tener toda la documentación para que se investigue el asunto" al mismo tiempo que solicita una comisión de investigación "cuando ya ha ido a la justicia".

"La señora García tira la piedra y esconde la mano", ha sentenciado Portillo, porque el objetivo que persigue, a juicio de la portavoz, "es que los concejales del equipo de Gobierno tengan una imagen de delincuentes". "Espero que cuando la Fiscalía concluya, pida disculpas y asuma sus responsabilidades".

Con todo, a juicio de Portillo, con la cronología que han ofrecido los concejales de Urbanismo y Patrimonio, Nelia Valverde y Miguel Ángel Valero, respectivamente, "ha quedado claro que el Ayuntamiento ha estado trabajando todo este tiempo en cuanto se puso el problema encima de la mesa".

"La calle estaba en obras ya cuando colapsó el muro, por lo que no da lugar hablar de una falta de respuesta o de una dejación de funciones sobre este asunto", ha exclamado Portillo, asegurando que en el Gobierno de la ciudad "no hay ninguna preocupación por que se haya ido a la Fiscalía porque no hay nada que ocultar".

Reacciones de la oposición

Tras haber expuesto los ediles de Urbanismo y Patrimonio las cronologías de sus departamentos en torno a las obras que se estaban acometiendo en el muro de la calle Canónigos, la oposición en grupo ha recriminado al Ayuntamiento que toda la información se les haya hecho llegar este miércoles a las 14.00 horas.

La portavoz de Cuenca En Marcha! ha pedido que se pongan medidas de prevención para que este tipo de colapsos no vuelvan a pasar en ningún punto de la ciudad, al mismo tiempo que se establezcan criterios para ver si se pudieran agilizar los trámites y hacer las gestiones de forma más ágil.

La portavoz de Ciudadanos ha pedido "no obstaculizar el trabajo de la oposición", por lo que ha solicitado que se les dé la información con más tiempo para analizarla y que se les dé "completa", porque, a su juicio, faltaban informes.

Según el portavoz del PP, "ha quedado claro que un procedimiento que era urgente se ha dilatado 20 meses, con el resultado que ya todos sabemos". "Creía que iban a echar la culpa a Cospedal, pero le han echado la culpa a la pandemia", ha asegurado.