Cuenca EN ZONAS RURALES

Potente inversión del Gobierno para extender la banda ancha en Cuenca y Guadalajara

22 febrero, 2021 10:48

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital va a subvencionar con 4,428.599 millones de euros la extensión de banda ancha de nueva generación en zonas rurales de Cuenca.

Esta cantidad, cofinanciada con fondos Feder, corresponde a la convocatoria del año 2020 del Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA), y sumada a la aportación de la operadora encargada de ejecutar el proyecto supondrá una inversión total de 6.348.516 de euros, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en la provincia de Cuenca en nota de prensa.

El objetivo del PEBA-NGA es extender la cobertura de las redes públicas de comunicaciones electrónicas capaces de proporcionar servicios de banda ancha de muy alta velocidad (más de 300 megabytes por segundo) a las zonas sin cobertura adecuada ni previsiones para su dotación en los próximos tres años.

"Estas ayudas son esenciales para que los operadores puedan afrontar el despliegue en las zonas más alejadas de los grandes núcleos de población", ha destacado el subdelegado del Gobierno de España en Cuenca, Juan Rodríguez.

En el caso de Cuenca, la convocatoria de 2020 permitirá llevar fibra óptica FTTH a 58 núcleos de población, entre los que se incluyen también pedanías o urbanizaciones, pertenecientes a 50 municipios de toda la provincia.

De este modo, cuando se materialice el proyecto, se estima que más del 96,41 % de la provincia dispondrá de fibra óptica.

La operadora se encuentra en este momento presentando los planes de despliegue y la previsión es que pueda empezar la instalación en el segundo trimestre de este año. El plazo de ejecución finaliza en diciembre de 2022.

Juan Rodríguez ha recordado que la reducción de la brecha digital constituye una línea estratégica del Gobierno de España, que ha permitido dotar a nuestro país de la red de fibra óptica más extensa de Europa.

"Es tan importante que constituye una de las claves para hacer frente al reto demográfico, posibilitando la implantación de nuevas actividades económicas en el medio rural, además de facilitar la realización de trámites telemáticos de forma accesible y evitando desplazamientos", ha señalado.

3,5 millones en Guadalajara

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital va a subvencionar con 3,5 millones de euros la extensión de banda ancha de nueva generación en zonas rurales de Guadalajara.

Esta cantidad, cofinanciada con fondos Feder, corresponde a la convocatoria del año 2020 del Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA), y sumada a la aportación de la operadora encargada de ejecutar el proyecto supondrá una inversión total de cinco millones de euros, según ha informado la Subdelegación del Gobierno de Guadalajara en una nota de prensa.

El objetivo del PEBA-NGA es extender la cobertura de las redes públicas de comunicaciones electrónicas capaces de proporcionar servicios de banda ancha de muy alta velocidad (más de 300 Mbps) a las zonas sin cobertura adecuada ni previsiones para su dotación en los próximos tres años.

La subdelegada del Gobierno en Guadalajara ha destacado que estas ayudas "resultan imprescindibles para que los operadores puedan afrontar el despliegue en las zonas más alejadas de los grandes núcleos de población, donde la rentabilidad es menor".

En el caso de Guadalajara, la convocatoria de 2020 permitirá llevar fibra óptica FTTH a más de un centenar de núcleos de población, entre los que se incluyen también pedanías o urbanizaciones, pertenecientes a 67 municipios de toda la provincia.

La previsión es proporcionar este servicio a casi 16.000 unidades inmobiliarias (viviendas, locales, etcéctera) y dar cobertura a unos 4.500 habitantes de la provincia, la mayoría de pueblos pequeños, de forma que cuando se materialice el proyecto, se estima que más del 90 por ciento de la provincia dispondrá de fibra óptica.

La operadora se encuentra en este momento presentando los planes de despliegue y la previsión es que pueda empezar la instalación en el segundo trimestre de este año, mientras que el plazo de ejecución finalizará en diciembre de 2022, ha precisado la Subdelegación del Gobierno.

Gómez ha subrayado que la reducción de la brecha digital constituye una línea estratégica del Gobierno de España, lo que ha permitido dotar al país de la red de fibra óptica más extensa de Europa.

"De hecho, la conectividad de banda ancha es una de las claves para hacer frente al reto demográfico, posibilitando la implantación de nuevas actividades económicas, capaces de atraer y fijar población en el medio rural, además de facilitar la realización de trámites telemáticos de forma accesible y evitando desplazamientos", ha considerado.