Albacete 4,7 MILLONES MÁS

Castilla-La Mancha ampliará el presupuesto para emergencia social

20 mayo, 2021 15:37

El presupuesto para ayudas de emergencia social de 2021 se ha ampliado con 4,7 millones de euros, para atender situaciones de extraordinaria y de urgente necesidad.

Así lo ha detallado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, en la inauguración del nuevo centro de atención directa que la Asociación de Daño Cerebral Adquirido (ADACE) ha puesto en marcha en la ciudad de Albacete.

García Torijano ha destacado el compromiso del Ejecutivo regional con las personas que están “atravesando por momentos difíciles y se encuentran en situaciones de vulnerabilidad reforzando el crédito para las ayudas de emergencia social con la ampliación de presupuesto aprobada en el pasado Consejo de Gobierno”.

Ha señalado que la situación excepcional que se está viviendo en estos momentos, provocada por la crisis sanitaria de la covid-19, hace necesario este incremento de 4,7 millones de euros, ya que “son ayudas muy solicitadas".

Son subvenciones puntuales que van destinadas a cubrir necesidades de alimentación, ropa, a pagar un recibo de luz, para poder pagar la hipoteca o los alquileres de las viviendas, porque "hay familias que se encuentran en situaciones comprometidas y delicadas", ha afirmado.

Con estas ayudas se da respuesta a las situaciones de necesidad que se siguen identificando por los servicios sociales de Atención Primaria.

Se estima que, gracias a la ampliación de crédito y con una cuantía media de 900 euros, se podrán atender alrededor de 5.320 solicitudes más de ayudas de emergencia social.

El límite de ingresos para acceder a estas ayudas se encuentra entre 10.526,71 euros en el caso de unidades familiares unipersonales, y hasta 24.061,05 euros cuando son siete las personas que conforman la unidad familiar.

Hasta la fecha y desde el pasado 5 de enero en que fue publicada esta convocatoria de ayudas, se han presentado un total de 3.669 solicitudes y se han resuelto de forma favorable 1.389, con el objetivo de hacer frente a gastos específicos, de carácter básico, provocados por situaciones excepcionales y previsiblemente irrepetibles.