Albacete DURANTE EL MOTÍN DE LOS TEMPOREROS

Un juzgado condena al Ayuntamiento de Albacete por no proteger la salud de sus policías

11 mayo, 2021 08:28

El Juzgado de lo Social número 3 de Albacete ha declarado vulnerado el derecho fundamental a la integridad física de los agentes de la Policía Local albaceteña y ha condenado al Ayuntamiento de la capital por no protegerles adecuadamente tras su actuación durante las protestas de los temporeros -algunos de ellos contagiados por coronavirus- del pasado verano, según ha informado el Sindicato de Policía Local de Castilla-La Mancha (SPL-CLM).

El sindicato policial recuerda que denunció la situación el pasado verano, tras producirse una serie de disturbios con los temporeros el día 19 de julio en el asentamiento de la Carretera de las Peñas, reproducidos el 5 de agosto en las instalaciones del IFAB, donde estaban confinados guardando cuarentena al detectarse un brote de COVID entre ellos, y donde "a los agentes de Policía Local intervinientes en el primero de los incidentes no se les llegó a realizar la PCR ni fueron aislados, y a los agentes actuantes en el segundo de los altercados, si bien se les realizó una PCR días después, tampoco fueron aislados hasta pasados unos días, y no todos ellos, ya que algunos ni siquiera les comunicaron si habían sido considerados o no contactos estrechos, como quedó probado durante el juicio".

La justicia ha reconocido ahora que existió un "riesgo laboral grave e inminente" y, según SPL-CLM, "la sentencia deja claro que las medidas preventivas las tenía que tomar el Ayuntamiento respecto a sus trabajadores, en cuanto a la investigación y seguimiento de contactos estrechos, en lugar de derivar la responsabilidad a Sanidad, circunstancia que Sanidad comunicó al Ayuntamiento mediante escrito del 29 de julio, documento que el Ayuntamiento decidió ocultar inicialmente para seguir sin tomar las medidas preventivas, cuestión que nos parece muy grave".

Mascarillas no homologadas

También en la sentencia judicial reconoce, prosigue el sindicato, que "hubo una insuficiencia de los medios de protección, al quedar acreditado que las mascarillas suministradas a los agentes (MEI SHU HU) eran defectuosas, y estaban en la Red de Alertas de la Comunidad Europea y de la propia Junta de Castilla-La Mancha, y con ello se puso en riesgo la salud y la vida de los agentes de policía local que estaban en primera línea al carecer de los medios de protección adecuados". "En este tema se puede tolerar un error de no detectar la alerta (aunque grave), pero lo que resulta inaceptable es que una vez detectado, en lugar de corregirlo de forma inmediata como se solicitó por los Delegados de Prevención, por parte de la Jefatura de la Policía Local y el Ayuntamiento se intentó ocultar y manipular la información, manifestando en los medios de comunicación que las mascarillas estaban homologadas", añaden.

Por otra parte, la sentencia judicial entiende que el SPL-CLM no ha sufrido daño moral o perjuicio, por lo que no otorga la indemnización solicitada, señalando que los realmente perjudicados fueron los agentes policiales intervinientes. Así, el sindicato "ha puesto a disposición de los agentes sus servicios jurídicos por si quieren ejercer individualmente la reclamación de los daños y perjuicios por la que la sentencia reconoce".

El sindicato recuerda que "pese al trato indignante recibido por parte del Ayuntamiento en este asunto, los miembros del cuerpo de la Policía Local dieron una respuesta ejemplar" e "incluso algunos de ellos adelantaron sus horarios de entrada para reforzar el servicio y se pusieron a disposición de los vecinos y vecinas de Albacete".

Piden responsabilidades políticas

Por último, el SPL-CLM espera que, tras la sentencia, "se asuman las responsabilidades políticas por parte de quienes, en aquellos difíciles momentos, dejaron abandonados a los agentes policiales, concretamente la Jefatura de Policía Local, el concejal de Seguridad y vicealcalde, así como directamente el alcalde y su concejala delegada en Prevención de Riesgos Laborales, que además sigue en el ejercicio como Inspectora de Trabajo y Seguridad Social".