Region LA SUMA PP-VOX HACE A LA DERECHA RECORTAR DISTANCIAS

Page aguanta el desgaste de la pandemia y hoy revalidaría su mayoría absoluta en Castilla-La Mancha

30 mayo, 2021 00:00

El PSOE de Emiliano García-Page volvería a ser el partido más votado y revalidaría su mayoría absoluta en Castilla-La Mancha de celebrarse elecciones autonómicas en este momento, según una encuesta a la que ha tenido acceso EL DIGITALy que ha sido elaborada por IDUS 3 tras realizar 1.200 entrevistas telefónicas entre los días 24 y 28 de mayo. Sin embargo, lo haría de una forma más ajustada que en 2019 debido al ascenso del PP y a la entrada de Vox en el Parlamento autonómico, que dejaría al bloque de la derecha a uno o dos escaños de poder formar gobierno en detrimento de los socialistas.

El sondeo, realizado cuando se alcanza el ecuador de la legislatura, otorga al PSOE de Castilla-La Mancha una intención de voto directo del 29,94 %, lo que convertiría de nuevo a los socialistas en la fuerza más votada -con 10 puntos de ventaja sobre el PP-, y una horquilla de entre 17 y 18 diputados, uno o dos menos de los obtenidos en comicios regionales de mayo de 2019, que fueron 19.

Pese a que las crisis sanitaria y económica derivadas de la pandemia de coronavirus pasan factura a Emiliano García-Page, lo hacen de una manera muy contenida y le permiten seguir siendo de manera incuestionable el político en el que más confían los castellano-manchegos.

Aunque incluso el peor de los escenarios previstos por la encuesta -alcanzar exactamente los 17 escaños necesarios para revalidar la mayoría absoluta- serviría al PSOE regional para seguir manteniendo otros cuatro años la posición hegemónica de la que están gozando a lo largo de la presente legislatura, el PP castellano-manchego remonta parcialmente el descalabro de mayo de 2019 y parece coger aire tras la incontestable victoria deIsabel Díaz Ayuso en Madrid.

La encuesta de IDUS 3 pronostica que los 'populares', comandados por Paco Núñez, lograrían mantenerse como la segunda fuerza más apoyada en Castilla-La Mancha con el 19,77 % de los votos en caso de celebrarse las elecciones mañana mismo, unos apoyos que les permitirían obtener entre 12 y 13 diputados en las Cortes, donde ahora cuentan con 10.

Entra Vox y Ciudadanos desaparece

Además, Vox entraría por primera vez en el Parlamento autonómico con una intención de voto directo del7,26 % que se traduciría en un botín electoral de entre 2 y 4 escaños en el Convento de San Gil.

La derecha, dependiendo del reparto definitivo de los votos que haya entre PP y Vox, sumaría un total 15 o 16 escaños, quedándose a uno o dos de la mayoría absoluta.

Así, las opciones de los 'populares' para formar gobierno pasan por seguir evolucionando al alza durante el tramo final de la legislatura a costa del PSOE de Page, aunque salvo giro radical de los acontecimientos necesitarían en todo caso apoyarse en Vox para llegar al Palacio de Fuensalida. Esa suma, según la encuesta de IDUS 3, no alcanzaría al menos de momento a las derechas para desbancar de la Junta de Comunidades a los socialistas.

Ciudadanos perdería sus 4 diputados actuales y se quedaría fuera de las Cortes con una intención de voto directo del 2,50 %, ligeramente por encima de Podemos, que tampoco obtendría representación con el 2,34 % de los apoyos.

Muchos indecisos y rechazo a los extremos

Un dato muy a tener en cuenta es que hasta un 35,28 % de los castellano-manchegos encuestados reconoce no tener decidido por el momento a qué partido votar, por lo que el resultado de las futuras elecciones autonómicas, previstas para mayo de 2023, está completamente abierto a dos años vista de su celebración efectiva.

A la pregunta "¿Por qué partido siente más simpatía o está más cercano a sus ideas?", el 26,05 % de los castellano-manchegos responden que el PSOE, el 20,11 % que el PP, el 11,88 % que Vox, el 6,95 % que Ciudadanos, el 5.97 % que Podemos y el 2,70 % que Izquierda Unida. El 25,84 % de los encuestados asegura que ninguno de ellos.

Además, las formaciones políticas más extremistas, tanto en la izquierda como en la derecha, son las que más rechazo generan entre el electorado castellano-manchego. Un 30,71 % y un 30,59 % de los participantes en el sondeo telefónico han respondido que nunca votarían a Podemos y a Vox, respectivamente. Ese porcentaje baja al 11,11 % en caso del PP y al 7,3 % en caso del PSOE. Ciudadanos, pese a su desplome electoral, solo provoca repulsión al 3,87 % de los encuestados.

Lo que preocupa a los castellano-manchegos

Más allá de la política, el informe de IDUS 3 indica que lo que preocupa a los castellano-manchegos actualmente es, en este orden, la evolución de la economía (a un 26,48 %), la salud (22,65 %) y perder o encontrar un empleo (22,31%). Al 9,33 % de los sondeados le angustia la situación de los servicios públicos, al 7,83 % la crispación política y al 7,58 % el ritmo de vacunación contra el coronavirus. Una vez superado lo peor de la pandemia en cuanto a contagios, hospitalizaciones y fallecidos, casi la mitad de los ciudadanos de Castilla-La Mancha centran sus desvelos en la incertidumbre económica y laboral.

Pese a ello, la mayoría de los castellano-manchegos, un 41,12 %, define como regular la situación económica y social de la región, y un 31,36 % cree que es buena y un 12,01 % muy buena. Los pesimistas son minoría, puesto que solo un 13,51 % la califican como mala y un 2 % como muy mala. Además, menos de un 22 % de los ciudadanos considera que el año que viene dicha situación económica y social será peor que la actual y, por contra, la esperanza en la recuperación gana terreno: casi un 42 % cree que será mejor o mucho mejor. El 35,58 % pronostican que seguirá igual.

Preguntados sobre la valoración sanitaria que merece Castilla-La Mancha, el 44,54 % de los cuestionados la define como regular, el 32,36 % como buena y el 17,76 % como muy buena. Solo el 4,5 % cree que es mala y el 0,83 % muy mala. También un 77 % de los encuestados considera que el próximo año la sanidad castellano-manchega estará mejor (64,55 %) o mucho mejor (12,34 %).