Region DECLARACIONES DE ANA GUARINOS

El PP critica que el Gobierno haga "oídos sordos" y que el nuevo hospital de Toledo "siga cerrado"

26 enero, 2021 12:40

El PP de Castilla-La Mancha ha afirmado que la gestión sanitaria del Gobierno regional durante la pandemia está "dejando de lado a todo el mundo", tanto a los pacientes que están sufriendo el COVID-19 como a los sanitarios y a aquellos pacientes de otras patologías que están en lista de espera.

La diputada del Grupo Parlamentario Popular y vicepresidenta segunda de las Cortes, Ana Guarinos, ha señalado este martes en rueda de prensa que aunque la pandemia es igual en el mundo entero, "lo que no es igual en toda España es la gestión", alegando que "mientras hay comunidades que han abierto hospitales de campaña y han abierto un hospital al servicio de la pandemia --en referencia a la Comunidad de Madrid--, otras como Castilla-La Mancha tienen el mejor hospital de Europa y lo siguen manteniendo cerrado".

Guarinos ha manifestado que los datos de la pandemia en la región "cada día son demoledores" y las cifras "desalentadoras", con Castilla-La Mancha, ha sostenido, "liderando prácticamente de la misma manera que pasó en el mes de marzo las peores cifras del coronavirus".

La 'popular' ha incidido en que los hospitales de la región "en este momento están colapsados, prácticamente desbordados" y los sanitarios están "agotados física y también psicológicamente", mientras que, además, se ha "dejado de lado a los pacientes que se encuentran en lista de espera por cualquier patología o para ser intervenidos quirúrgicamente".

"Lo ha denunciado absolutamente todo el mundo y el Gobierno está haciendo oídos sordos y no es capaz de liberar presión asistencial ni de abrir un nuevo hospital que evitaría que se enviara a pacientes COVID a residencias de mayores, que es una auténtica barbaridad que no cuenta con el apoyo de nadie", ha remachado.

En este punto, ha señalado que el traslado de pacientes COVID a la residencia de mayores 'Virgen del Prado' de Talavera de la Reina es "un riesgo para los pacientes y también para los propios residentes".