Empresas TSD EXPORTA A MÁS DE 80 PAÍSES DESDE HERENCIA

Así es el portentoso Íbero SMV20, un vehículo hecho en La Mancha a prueba de minas

21 junio, 2021 11:15

La empresa de Seguridad y Defensa TSD (Technology and Security Developments) ha colocado en el foco internacional a la localidad ciudadrealeña de Herencia. En esta población es donde la sociedad tiene su sede y donde lleva a cabo proyectos como el del Íbero SMV20, un vehículo táctico blindado diseñado y fabricado por la compañía. Y es que TSD ha alcanzado otro logro en su carrera por la fabricación de transportes especiales al conseguir que el coche sea acreditado con el certificado de supervivencia de sus sistemas de protección ante explosión de minas.

Esta homologación llega tras la prueba que ha tenido lugar en la plaza balística de ensayos del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), en el campus de La Marañosa, situado al sureste de Madrid, concretamente en San Martín de la Vega. La prueba antiminas se llevó a cabo ante la presencia de militares del Ejército español y de la propia ministra de Defensa, Margarita Robles.

Adrián Navas, CEO de la compañía, califica la obtención de este certificado como un “hito más en el diseño de un vehículo destinado a dar seguridad y proteger la vida de las personas que día a día brindan su esfuerzo y dedicación a salvaguardar al resto de los ciudadanos”. También, expresó, en la presentación del mismo, que “es fruto de un trabajo concienzudo por parte del Departamento de Ingeniería y Desarrollo y de las áreas de fabricación”.

Sello castellano-manchego

Tal y como explica el director de recursos humanos de la empresa, Jonás Cañadillas, TSD nació hace más de 30 años y se ha convertido en “un referente a nivel mundial en cuanto a vehículos especiales a medida”. Expresa que lo que hacen es “proporcionar soluciones a la gente, integrando los últimos adelantos en tecnología, material y estando a la vanguardia en cuanto a procedimientos productivos”. Además, tal y como destaca Cañadillas, la gama de artículos de la empresa castellano-manchega es “muy amplia”, con productos de defensa, seguridad móvil, transformaciones policiales o vehículos de emergencia.

¿Y por qué en Herencia? Cañadillas es tajante. Están ahí porque el presidente, Antonio Ramírez, nació allí y es donde quiso que estuviera la empresa. Expresa que la localización fue “una inquietud del presidente” y que desde su creación, han ido de menos a más hasta entrar en “los mejores mercados internacionales”. Añade, además, que tienen una fuerte implantación en el comercio internacional estando presentes en más de 80 países.

Desde TSD afirman que su filosofía de trabajo está orientada a responder a las necesidades de unos clientes que van desde cuerpos como la Policía y el Ejército hasta empresas de seguridad y del sector bancario. Definen la empresa mediante cuatro conceptos: ingeniería, desarrollo, productividad y postventa.

Vehículomultipropósito, versátil y escalable

Según explican, el vehículo, que también está dirigido al Ejército español, cuenta con un sistema deflector de ondas que podrá proteger a los militares de fragmentos en diferentes niveles. Para la fabricación de este vehículo, la castellano-manchega TSD ha utilizado materiales ligeros de la tecnología más avanzada, hecho que, afirman, supone una gran novedad con respecto a los que hasta ahora se estaban empleando.

Javier Peralta, mentor del Íbero y director de ingeniería en TSD, explica que “el proyecto surge de la necesidad de enmarcarse en un nuevo paradigma dentro del mercado de la defensa”. El objetivo fue lograr la sinergia entre “lo civil y lo militar” en un solo producto.

“Hacemos visible que en Castilla-La Mancha somos capaces de dar soluciones en cuanto a vehículos especiales. Antiguamente, solo se asociaban con el mercado extranjero”, afirma Peralta.

El Íbero SMV20 se unirá, por tanto, a lo que la propia empresa define como “Familia Íbero”, que presentará al completo antes del próximo otoño. En este sentido, manifiestan que servirán de ayuda en protección de fronteras, asistencia sanitaria en conflictos bélicos y misiones internacionales del Ejército, patrulla y protección de convoyes o como centro de transmisiones y estación 4/5G.

Asimismo, Peralta ha querido destacar que la demanda para este producto está solucionada. Ya tienen pedidos, incluso, de países extranjeros y se está comercializando a ejércitos internacionales. Aboga por tener “un buen feedback” que haga mejorar el producto y seguir en la línea de crecimiento.

Por último, en cuanto a planes de futuro, TSD está trabajando en una gama de ambulancias. Apuestan por seguir en esta línea de desarrollo y lograr colaboraciones, como la del INTA, que desemboquen en un nivel de estrategia completo.

De lo que podemos estar seguros es que esta empresa ha llevado, lleva y llevará el ‘made in Castilla-La Mancha’ por todo el mundo.