Empresas ECONOMÍA AL DÍA

CCOO de Unicaja no quiere a Manuel Menéndez para liderar la fusión con Liberbank

24 diciembre, 2020 08:28

La fusión entre Unicaja y Liberbank se está demorando en exceso. El consenso entre ambos bancos no llega, y la gobernanza del banco resultante está siendo el escollo principal para alcanzar el acuerdo definitivo, lo habitual en estos casos.

Cuando la ecuación del canje estaba acordada (Unicaja tendrá el 59,5% de la entidad resultante y Liberbank el 40,5% restante), el sindicato CCOO rechaza ahora que el futuro banco quede liderado por Manuel Menéndez.

CC.OO.Servicios de Unicaja Banco ha manifestado su rechazo a que Menéndez pueda tomar las riendas del potencial grupo resultante tras la fusión con Liberbank. En un comunicado, la representación laboral del banco andaluz ha avisado de su oposición frontal, después de diversas noticias aparecidas en los medios sobre esta posible composición del gobierno corporativo.

Desde que Manuel Menéndez, actual consejero delegado de Liberbank, asumiera la gestión de Cajastur en 1995, la entidad habría tomado decisiones unilaterales sin negociar con la representación laboral, según CC.OO. También denuncia que no se han aplicado sobre la plantilla los acuerdos ni los convenios planteados, lo que ha llevado a CC.OO de Liberbank a tener que judicializar multitud de asuntos que han acabado en la Audiencia Nacional. "En Unicaja Banco esa no es la forma de llevar las relaciones laborales", han subrayado desde el sindicato, añadiendo que el banco andaluz siempre se ha caracterizado por mantener una política de diálogo y de comunicación aceptablemente fluida y de respeto a los acuerdos que mejoran las condiciones laborales.

De este modo, CC.OO. ha advertido de que "nunca va a apoyar una forma caciquil y perjudicial para los intereses de los empleados y, a la postre, de la propia entidad". En suma, ha exigido que el modelo de gobierno por el que se rija la futura entidad vaya en línea con el que existe actualmente en Unicaja y no aplique el "unilateral, lesivo y dictatorial" de Manuel Menéndez. La entidad combinada tendría una plantilla de 9.972 empleados (6.274 de Unicaja Banco y 3.698 de Liberbank) y una red de 1.608 oficinas (1.029 de Unicaja y 579 de Liberbank).

Liberbank y Unicaja Banco aún no han convocado a sus respectivos consejos de administración en reunión extraordinaria para dar el paso definitivo a la integración. La idea de ambos grupos era que sus consejos pudieran cerrar la operación este 2020, ya que, en caso contrario, tendrían que reiniciar el proceso de intercambio de información y de acceso a sus respectos libros.