Castilla la mancha CARLOS VELÁZQUEZ, PRÓXIMO PRESIDENTE DEL PP DE TOLEDO

"Que pierdan cualquier esperanza quienes busquen enfrentamientos entre Paco Núñez y yo"

18 junio, 2021 00:00

La carrera política de Carlos Velázquez (Toledo, 1980) ha resurgido en 2021 tres años después de caer contra Paco Núñez, que era el candidato oficialista, en las primarias celebradas para suceder a Cospedal al frente del PP regional y dos años más tarde de perder la Alcaldía de Seseña en las elecciones municipales de 2019. Animado por sus compañeros de partido anunció su candidatura a la Presidencia del PP de la provincia de Toledo y obtuvo tantos apoyos (al final han sido casi 4.000 avales) que a la dirección regional no le quedó más remedio que apoyarle pese a que sus planes iniciales no eran precisamente esos... e incluso tenían a otra persona en mente. En el congreso que se celebrará el próximo 11 de julio este licenciado en Derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha, empleado de banca, casado y con una hija, será ratificado como presidente provincial del PP en Toledo puesto que llega como candidato único. Por el momento tiene previsto compatibilizar su nueva responsabilidad política con su trabajo. "Lo he pensado y he llegado a la conclusión de que seguir en contacto con la realidad del día a día, de los autónomos y de las empresas, en cualquier caso aportaría valor al partido", dice. Su gran objetivo: que el PP toledano trabaje unido para volver a ganar elecciones.

Tres años después de perder las primarias en las que los afiliados eligieron a Paco Núñez presidente del PP de Castilla-La Mancha usted ha resurgido como el ave Fénix y no ha tenido rival para ponerse al frente del partido en la provincia de Toledo. ¿Se esperaba un apoyo interno tan incontestable o imaginaba un proceso más disputado?

En ningún momento pensé en que pudiera haber dos, tres o más listas. Había mucha gente que me había animado a presentarme... y yo también me había dejado animar. El apoyo era grandísimo, tanto que los compañeros han decidido sumarse, que es lo que ha sucedido. A partir de ahí voy a trabajar para que la unidad y la integración dentro del partido sean de verdad. Solo de esa manera conseguiremos el objetivo que todos compartimos: que el PP vuelva a recuperar gobiernos en la provincia de Toledo.

Carlos Velázquez no era precisamente el candidato que tenía en mente la dirección del PP regional para liderar el PP de Toledo. ¿Le han acabado dando el visto bueno porque su gran tirón entre las bases deshizo el plan del aparato como un azucarillo, porque su proyecto les ha acabado convenciendo o porque así lo ha ordenado Génova?

Es que esto del aparato, que a la gente de la calle le suena a otra cosa, ya es algo de tiempos pretéritos. Hoy en día, con el sistema de primarias por el que han optado casi todos los partidos, el aparato fundamentalmente son los afiliados de base, los concejales y los distintos cargos del partido. Lo que tienen que hacer las direcciones es escucharles. Yo mismo, como presidente del PP de Toledo, no seré más que una herramienta para el partido. Voy a ser uno más y voy a empeñarme en reunirme y escuchar a todos los miembros del PP de Toledo, no para contarles mi proyecto sino para construirlo junto a ellos.

Usted anunció un jueves por la noche que se presentaba y el viernes, sin haber transcurrido siquiera 24 horas, ya se había acordado con las direcciones regional y nacional del partido cerrar filas en torno a su figura. ¿Cómo se desarrollaron los acontecimientos?

Cuando hice pública mi candidatura ya teníamos preparados una serie de apoyos muy potentes en forma de vídeos que fuimos poniendo en las redes sociales, algo que ya ponía muy de manifiesto que esta iba a ser la candidatura de la unidad, de la integración y que tiene como único objetivo recuperar gobiernos para el PP en la provincia de Toledo. A la mañana siguiente acudí a mi puesto de trabajo, así que tampoco sé muy bien que pudo pasar dentro del partido durante esas horas. Ya por la tarde nos convocaron a una reunión en Génova para escenificar esa unión a nivel nacional, regional y provincial en torno a mi candidatura.

¿Pero quién llama a quién para negociar o cerrar ese acuerdo?

No recuerdo en este momento cómo sucedió. Sí recuerdo que yo, antes de hacer público que me presentaba, se lo comuniqué personalmente al presidente del PP de Castilla-La Mancha y charlo con él. En esa conversación comentamos que hablaríamos en breves fechas... y al final se concretó todo al día siguiente.

Usted está siendo elegante pero la realidad es que sus apoyos internos eran tantos que todos entendieron rápidamente que no podía haber otro candidato que no fuese usted. ¿En algún momento le ofrecieron algún otro cargo en el partido a cambio de no presentar su candidatura a la Presidencia del PP de Toledo?

En absoluto, en absoluto.

El jueves anuncia su candidatura, el viernes cierra el acuerdo con las direcciones regional y nacional y el sábado numerosos afiliados, cargos orgánicos e institucionales del PP de Toledo le arroparon en el Parque de la Vega dejando una foto de unidad. ¿Cómo va a hacer para que esa unión tan fulgurante no sea solamente una imagen?

La foto está muy bien y era necesaria, pero la unidad se construye día a día desde la convicción personal, y la tengo, de que es imprescindible no solo para estar juntos sino para construir un proyecto juntos. Soy el principal interesado en que eso sea así y no voy a escatimar esfuerzos para tratar de convencer a todos aquellos que todavía no estén convencidos, valga la redundancia.

¿Le sorprendió la presencia de algún compañero en particular? ¿Y echó a alguien en falta?

No, no (piensa brevemente). El acto se organizó con poco tiempo, fue bastante precipitado, así que estoy convencido de que de haber tenido algo más de margen habría acudido más gente. En los encuentros que he tenido y estoy teniendo con los afiliados del partido en las distintas zonas de la provincia percibo una ilusión real que es contagiosa. Eso es algo imparable.

Hubo a quien le llamó la atención ver allí a Vicente Tirado. Usted dijo en 2018, cuando él era secretario general del PP de Castilla-La Mancha, que le acorraló en un despacho para presionarle y hacer que retirase su candidatura a las primarias para suceder a Cospedal. ¿Han arreglado las cosas?

Ja, ja, ja (ríe). ¡Sucedieron cosas! Lo que pasó entonces queda en anécdota y está superado por completo. En estos momentos Vicente es diputado en el Congreso por la provincia de Toledo y sigue siendo una persona importante dentro del engranaje del PP, como el resto de cargos institucionales del partido. Tenemos pocos, lamentablemente. Ojalá tuviésemos más.

En ese acto de La Vega dijo que en el PP de Toledo "no sobra nadie". ¿Usted tuvo la sensación de sobrar en el PP después de enfrentarse en las primarias regionales a Paco Núñez, que era el hombre elegido por Cospedal y Tirado, y perder la apuesta?

Di un paso al lado dentro del partido porque creo que también es bueno, en todos los ámbitos de la vida, tomarse un tiempo cuando es necesario para ver las cosas con perspectiva. Fue una decisión personal, me centré más en mi familia y en mi trabajo, y tengo que decir que me ha venido bien, así que no me arrepiento en absoluto. Todo lo que sucedió entonces me enseñó mucho. Pero no solo a mí, también al partido. El gran aprendizaje de todo aquello es que aquí no sobramos ninguno, que todos somos imprescindibles, hasta aquellos que se marcharon hace años con el auge de determinados partidos. Por eso puedo decir con mucho orgullo que hay mucha gente que de un tiempo a esta parte se está poniendo en contacto conmigo porque quiere volver al PP. Recuperar a todas esas personas es un gran reto que me he marcado y espero estar a la altura.

Queda menos de un mes para el Congreso Provincial, que se celebrará el 11 de julio. ¿Quiénes le van a acompañaren la directiva del PP de Toledo?

No es por responderle con generalidades, pero toda aquella persona que piense o sienta que tiene algo que aportar a este proyecto será bienvenida. Creo en los equipos y tengo claro que las personas multiplicamos nuestras capacidades cuando trabajamos juntas.

Pero seguro que tiene alguna persona de confianza con la que va a contar sí o sí en la dirección del PP de Toledo...

Son muchas, son muchas. Prefiero no darle ningún nombre porque hoy mismo empiezo a recorrerme de nuevo la provincia para escuchar a los afiliados y construir junto a ellos el nuevo proyecto.

¿Le gustaría ser alcalde de Toledo en 2023?

La provincia de Toledo tiene 204 municipios. Toledo es uno de ellos aunque es verdad que es mi ciudad natal, pero no es menos cierto que ser presidente del PP en la provincia me va a exigir mucho. En eso es en lo que estoy pensado ahora. Es evidente que la ciudad necesita otro alcalde o alcaldesa y para eso voy a trabajar, pero como presidente provincial del partido.

¿Se descarta entonces como candidato a la Alcaldía de la capital?

¡Es que no soy todavía siquiera presidente del partido! Lo que sí puedo decir es que estoy muy orgulloso de haber sido alcalde de Seseña, que ha sido una experiencia política y vital apasionante de la que he aprendido mucho, y quizá eso también me hace estar ahora donde estoy y, humildemente, poder poner mi experiencia a disposición de todos aquellos a quienes pudiera ayudar en un futuro.

Usted sigue ejerciendo como concejal en Seseña, localidad de la que fue alcalde desde 2011 hasta 2019, pero es vecino de Toledo. ¿Cómo valora el estado de la ciudad después de seis años de la socialista Milagros Tolón en la Alcaldía?

Tenemos a una alcaldesa centrada en defender a Pedro Sánchez, que es algo que no entiende absolutamente nadie. Ella sabrá por qué, aunque algunos nos lo imaginamos. Ya son seis años de Tolón, que han seguido además a otros ocho más de Page. Toledo necesita un cambio a la mayor brevedad. No puede ser, con los servicios que ofrece el Ayuntamiento, que seamos una de las ciudades con mayor presión fiscal de España. No puede ser que el urbanismo se planifique de una manera nada amable, incluso en contra de los ciudadanos. En La Legua, el barrio en el que vivo, no paran de hacer viviendas pero nadie sabe nada de nuevos servicios. ¿Y si preguntamos a los vecinos del Polígono? Un barrio que ha sido un ejemplo de desarrollo sostenible se está viendo en verdaderos problemas por un nuevo hospital que fue mal diseñado en su momento y que cuando funcione va a complicar el día a día de todos porque no tiene los accesos adecuados.

¿Y qué puede decir del papel de Claudia Alonso como lideresa de la oposición?

Me consta que el grupo municipal está trabajando duro para hacer llegar a todos los toledanos sus propuestas y denuncias pero es una labor muy complicada porque los resultados en las pasadas elecciones municipales no fueron nada favorables para el PP, aunque esto es algo que no solo pasó en Toledo sino de forma generalizada en muchas partes de España. Además hay que tener en cuenta que el PP se ha quedado solo a la contra de Tolón porque otros concejales de la oposición se han dedicado a hacer de portavoces del propio gobierno, y me refiero en concreto a un edil de Vox que parecía muy aguerrido. No sé que pensará la gente que en su momento votó a ese partido.

Desde 2019 el PSOE también gobierna en Talavera. ¿Quién considera que hoy por hoy tendría más posibilidades de arrebatar la Alcaldía a Tita García Elez en 2023?

En Talavera ocurre algo similar a lo que está pasando en Toledo. Santi (Serrano) está haciendo un trabajo extraordinario junto a su grupo de concejales pero la situación de debilidad en la que quedó el PP tras las elecciones municipales de 2019 hace que todo se complique. En Talavera, la alcaldesa socialista prometió una lluvia de millones para generar puestos de trabajo y la realidad es que hoy hay más desempleo en la ciudad que cuando gobernaba el PP. Y, sobre todo, las perspectivas no son nada halagüeñas porque no hay proyecto, no hay plan y no hay esperanzas de que la situación mejore en un futuro. Para revertir eso, de la mano de los talaveranos, tendremos tiempo de encontrar a la persona que más ilusión genere.

¿Y cuál es la receta para que el PP de Toledo vuelva a gobernar tras perder las alcaldías más importantes y la Diputación de Toledo en 2019?

Conseguir que las personas que antes votaban al PP y dejaron de hacerlo vuelvan con nosotros. Tenemos que abrirles la puerta, pero abrírsela de verdad. Le digo lo que anteriormente: estoy recibiendo llamadas de gente que se ha vuelto a ilusionar con el PP y que me piden volver a participar en el proyecto. Lo que ha sucedido en Madrid con Isabel Díaz Ayuso es algo que puede suceder también en Toledo y en Castilla-La Mancha, y lo defiendo porque estoy convencido de que si Isabel Díaz Ayuso ha triunfado es porque ha sabido mostrar el ADN de lo que es el Partido Popular. Eso es lo que también tenemos que hacer nosotros. Mi objetivo es multiplicar ese efecto ilusionante que ya estoy detectando clarísimamente en Toledo.

¿Qué posibilidades tiene Paco Núñez de gobernar Castilla-La Mancha en 2023 tras dos legislaturas con Page al frente de la Junta? ¿En qué momento político les ve a cada uno?

Todas las encuestas están diciendo que Paco Núñez podría ser presidente de la Junta. Y si se ha ganado esa opción es porque está trabajando mucho, porque se está recorriendo toda Castilla-La Mancha hablando con cada colectivo social de una forma tan intensa como nunca antes había hecho ningún político en esta tierra. Eso, unido a la buena gestión del PP en la Comunidad de Madrid durante la pandemia, en contraposición con la de Page aquí en Castilla-La Mancha, nos viene muy bien políticamente, aunque se lo digo con tristeza. En los peores momentos de la vida es cuando se demuestran las capacidades de cada uno y Emiliano García-Page nos ha mostrado a los castellano-manchegos su peor cara durante la crisis sanitaria. A mí, personalmente, no me ha sorprendido esa actitud porque me ha tocado vivir junto a él crisis importantes como la del incendio del cementerio de neumáticos de Seseña, cuando se dedicó a hacer política contra la gente, hasta el punto de que no fue capaz de reunirse con los vecinos. Es más, cuando una plataforma vecinal se acercaba hacia nosotros para que les explicáramos lo que estábamos haciendo, Page cogió su coche oficial y salió disparado por la autopista para no dar la cara.

Vamos, que usted no se va a alegrar si a Paco Núñez le va mal en las urnas por segunda vez. No está pensando en acceder a medio o largo plazo el liderazgo regional del PP...

Me afilié en 1999 al PP y no entendería mi militancia en el partido alejada de los conceptos de lealtad y colaboración. Que pierdan cualquier esperanza aquellas personas que quieran buscar diferencias, discrepancias o enfrentamientos entre Paco Núñez y yo. Que se dediquen a otra cosa porque perderán el tiempo.

¿Le ha defraudado María Dolores de Cospedal, con la que trabajó mano a mano, tras conocerse su imputación en el caso 'Kitchen'?

Ante todo defiendo la presunción de inocencia. Lo que espero es que María Dolores tenga la oportunidad de defenderse y lo que deseo es que este proceso quede en nada, como ha ocurrido en anteriores ocasiones. No es la primera vez que atacan a María Dolores y salen mal parados.