Castilla la mancha CUMPLE DOS AÑOS COMO PRESIDENTE DEL PARLAMENTO

Bellido elogia a los diputados castellano-manchegos: "Han estado a la altura en un momento complicado"

12 junio, 2021 11:21

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, afirma que el parlamento regional es un "buen ejemplo en materia de pluralidad, de respeto y de búsqueda de consensos" y, ante la pandemia de covid-19, elogia que todos los diputados de los grupos parlamentarios "han estado a la altura y han rendido al máximo en unas circunstancias muy complicadas".

En una entrevista concedida a la Agencia Efe dos años después de ser elegido presidente del parlamento autonómico, Bellido repasa este tiempo, del que hace un balance positivo a pesar de la pandemia, porque se han aprobado 22 leyes, un dato que le convierte en el "más productivo de España", lo que le lleva a afirmar que las Cortes están cumpliendo con su obligación y responsabilidad ante los castellanomanchegos.

Pero Bellido no solo valora el número de leyes aprobadas, sino también las que han salido adelante por unanimidad y las que se aprueban sin votos en contra, y tras afirmar que también en este dato el de Castilla-La Mancha es el primero de España, considera que ello habla bien no solo del Gobierno regional, que con mayoría absoluta "no se inhibe a negociar", sino también de la oposición, que "se presta a negociar y a incorporar su aportaciones".

Por ello, considera que las Cortes de Castilla-La Mancha son "un buen ejemplo en materia de pluralidad, de respeto y de búsqueda de consensos".

La Ley de Despoblación

Entre todas las leyes aprobadas, Bellido admite que es difícil quedarse con una porque "todas son importantes" y cada ciudadano tendrá su opinión, si bien desde su punto de vista es relevante la ley que garantiza una reserva de material sanitario, para que en caso de una nueva pandemia no se produzcan situaciones de desabastecimiento como se vivieron al inicio de ésta, y resalta que es única en España.

La ley para la agilización de trámites burocráticos, para que quien quiera instar una empresa en un municipio pueda tener "rápidamente todos los permisos" es otra de las normas destacadas por Bellido, que también cita la ley contra la despoblación, una norma "imprescindible" que "ocupa un lugar singular" y que es única en España, por ello reivindica: "Castilla-La Mancha es la primera que hace sus deberes y puede ser que esto esté de moda, pero mientras unos hablan, otros hacemos".

Por todo ello, opina que aunque siempre "hay cosas que se pueden hacer mejor, los diputados de los tres grupos parlamentarios de todas las provincias han estado a la altura y han rendido al máximo en unas circunstancias muy complicadas" desde que comenzó la pandemia.

Para el presidente del parlamento castellanomanchego, la mejor manera de medir el rendimiento es por comparación con otras cámaras autonómicas y, de este modo, resalta que las Cortes regionales han sido las que más se han reunido desde que comenzó la pandemia, las que más leyes han aprobado y también las que más leyes han aprobado por unanimidad o sin votos en contra.

Para lograr este nivel de actividad, Bellido recuerda que las Cortes tuvo que actualizar su reglamento para permitir el voto y las intervenciones telemáticas y sostiene que "se ha hecho lo conveniente, lo necesario", pues aunque apunta que hay que tener alternativas por si las circunstancias obligan a poner restricciones al debate convencional, resalta que la cámara regional no debe ser "una cámara virtual, no física, donde los debates se produzcan en las redes".

"Estamos preparados para cualquier eventualidad, pero con carácter prioritario un parlamento debe reunirse físicamente, debe poder conversar de manera cercana entre los grupos y los diputados, porque esta es la mejor manera de que se fragüen acuerdos", reflexiona Pablo Bellido.

Con todo, Bellido anima a los grupos parlamentarios a presentar sus propuestas para reformar el reglamento si alguno cree que se debe modificar en algún aspecto.

La pandemia ha cambiado el eje del debate en las Cortes

Bellido defiende que en las Cortes se debaten los temas y las leyes que proponen los grupos parlamentarios y asevera que los grupos determinan estos asuntos, aunque opina que "la pandemia ha provocado que los grupos parlamentarios hayan querido adaptar sus asuntos a las circunstancias que han sobrevenido" y por ello considera que, si bien al inicio de la legislatura los debates tenían "mucho más que ver con la región", opina que ahora "el debate se ha trasladado a un ámbito de cuestiones que trascienden Castilla-La Mancha y por tanto, ha cambiado un poco el eje sobre el que orbita la política regional y la política parlamentaria".

También opina que deben ser los grupos parlamentarios los que aborden la posibilidad de elaborar un nuevo estatuto de autonomía y señala que Castilla-La Mancha es la única región que no cuenta con un "estatuto de tercera generación", aunque sostiene que un nuevo estatuto debería salir acordado de las Cortes y también concitar el mayor respaldo posible en el Congreso y por ello afirma que "mientras que no se den esas circunstancias habrá que esperar".

Pablo Bellido también recuerda que en 2022 se cumple el 40 aniversario de la constitución de las Cortes de Castilla-La Mancha y del estatuto de autonomía y avanza que el parlamento se va a implicar, junto con el Gobierno regional, en la conmemoración de esta efeméride.

"Somos una región que no tenemos complejo en reconocer que nos sentimos plenamente españoles, vinculados con el conjunto del país y el Estado. Tenemos algunas cuestiones identitarias singulares que las queremos poner al servicio de España, porque nuestra autonomía no sirve para dividir, sino para construir y sumar", concluye Bellido.

Los "dos momentos" del PP

Además, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha opina que el grupo popular, a largo de la Legislatura ha tenido "dos momentos distintos", uno antes de la pandemia, "donde había mayor moderación y un clima de más entendimiento" y otro tras la pandemia, cuando los 'populares' "han cogido un camino de mayor contundencia".

Bellido afirma que encaja las críticas que le hace la oposición, sobre todo el grupo popular, que le acusa de plegar el parlamento a la agenda del presidente regional, Emiliano García-Page, y de abordar solo los temas que interesan al Ejecutivo, entre otras acusaciones.

"Comprendo que el PP las haga (estas críticas). Es su papel y no tengo un solo reproche en ese sentido. Pero desde luego creo que francamente no es así. El PP ha presentado debates sobre lo que le ha dado la realísima gana y se han abordado y cuando trae iniciativas legislativas se abordan", sostiene el presidente de las Cortes, que distingue dos etapas del PP en esta Legislatura, una antes de la pandemia, con una posición del PP "más encaminada a sumar que a dividir" y otra a partir de la pandemia.

Bellido considera que, a raíz de un aumento de la crispación a nivel nacional, el PP de Castilla-La Mancha "ha cogido un camino de mayor contundencia" que afirma que respeta aunque no comparte y matiza que lo único que pide es que las Cortes, en las formas, intenten parecerse a la sociedad a la que representa, "una sociedad muy moderada y muy educada".

Esta petición se la traslada no solo al PP sino a los tres grupos en la cámara, pues sostiene que se pueden "adoptar posiciones críticas si son necesarias, siempre buscando sumar y no dividir y siempre con educación y respeto a los demás".

El presidente de las Cortes también analiza el papel de Ciudadanos en el parlamento y comenta la marcha de dos de sus parlamentarios, una de ellas -Úrsula López- por motivos personales y el otro -Alejandro Ruiz- "con muchísima elegancia, intentando no afectar ni alterar a su grupo parlamentario".

Bellido valora que los dos parlamentarios nuevos, Javier Sevilla y Elena Jaime, están "motivados para hacer un buen trabajo en defensa de los ciudadanos que les votaron" y confía en que pueda mantenerse el entendimiento en la cámara entre el grupo socialista y Cs.

De hecho, considera que el parlamento regional es "una feliz anomalía en el panorama nacional, donde un grupo de izquierdas, como el PSOE, y un grupo de derechas como Ciudadanos son capaces de entenderse" y desea que se marque "un camino para que en el Congreso de los Diputados y en el resto de parlamentos, los proyectos políticos progresistas y los conservadores o liberales se puedan entender".

En este punto, y ante la pregunta de si es partidario de crear una comisión no permanente en las Cortes para abordar la gestión de los fondos Next Generation en Castilla-La Mancha, una propuesta que ha lanzado Cs en varias ocasiones, Bellido apunta que su papel es de "arbitraje y moderación" y prefiere no ofrecer su punto de vista y que sean los grupos los que decidan, aunque añade que la comisión de estudio sobre la despoblación "fue muy exitosa".

Para Bellido, el grupo socialista, al que pertenece, su "éxito" reside en "tener la capacidad de sumar a los demás a las posiciones y decisiones que proceden del Gobierno" y toda vez que opina que el PSOE "lo está consiguiendo, es una muestra del acierto del trabajo que hacen los diputados y la dirección del grupo".

En cuanto a la gestión del Gobierno regional en los dos años de Legislatura, Bellido apela a medirla con "indicadores objetivos" e indica que el tema más importante de estos dos años ha sido la pandemia, por lo que pide analizar la "derivada sanitaria" y en este punto destaca que el Gobierno regional es el autonómico de toda España que más ha invertido en función de su PIB en reforzar la sanidad, así como el segundo con más rastreadores.

Y en cuanto a la crisis económica, Bellido subraya que Castilla-La Mancha es la región que más empleo crea y que más ayudas ha dado a autónomos, empresarios y a los sectores afectados por la pandemia.

"Habrá diferentes opiniones sobre diversas cuestiones, pero con datos objetivos lo que se puede decir es que Castilla-La Mancha está afrontando esta crisis de manera diametralmente opuesta a como se afrontó la anterior crisis", zanja Bellido.