Malcom, nuevo jugador del Barça

Malcom, nuevo jugador del Barça ALBERT GEA Thomson Reuters

Topic VIRALES

Épico vacile de IKEA a la Roma tras el no fichaje de Malcom

  • Tras el no fichaje de Malcom por la Roma, las bromas se han desatado en Internet.
  • IKEA entabló conversación directamente con la Roma a colación del portero Olsen.
  • El club romano, con buen talante, dio réplica a la respuesta de la multinacional.

Noticias relacionadas

El fichaje fallido de Malcom por la Roma está trayendo cola en las redes sociales. Antes, Monchi, director deportivo del club romano, ha asegurado esta semana que no dudará en emprender acciones legales si los abogados del club así lo creen conveniente.

El Barcelona arrebató en el último instante al jugador brasileño y la ira desde el seno giallorrossO no se ha hecho de rogar. Pasadas las primeras 24 horas, el humor ha corrido por las redes sociales. Curiosamente, nacido a raíz de la cuenta oficial de la Roma en Twitter. El equipo italiano lanzó un tuit hacia la gran multinacional del mueble, IKEA, con motivo del fichaje del arquero sueco Roben Olsen tras la salida de Alisson Becker.

Tras el hilarante comentario, la multinacional sueca no tardó mucho en dar réplica tirando del fallido fichaje de Malcom para 'herir' al cuadro romano. Jugando a 'montar' a su nuevo portero, IKEA Italia respondió con sorna reclamando el embalaje del portero. Curiosamente, una caja llamada 'Malcöm' tirando una pulla hacia la Roma con el comentario adjunto.

"El portero ya está allí, quizá tengáis este 'paquete'", escribió el community mánager de la empresa de muebles en Twitter. No obstante, lejos de 'picarse', el encargado de llevar la cuenta oficial de la Roma volvió a responder a la multinacional recurriendo a la empresa digital de subastas, Ebay, haciendo ver que los productos de IKEA no están presentes en el catálogo del comercio digital.

Buen rollo digital

Este cruce de mensajes no es otra prueba más que la evidencia de la buena sintonía de las diferentes cuentas corporativas en los perfiles de las redes sociales demostrando que, al menos durante unos minutos, las leyes de competencia poco o nada tienen que ver en el asunto.

Tras el cruce de palabras, la Roma ahora decidirá, lejos de demandas o no, si volver a rastrear el mercado en busca de un nuevo atacante o dar la plantilla por cerrada.