El Real Madrid vive un importante verano de reconstrucción tras la salida de Zinedine Zidane y haber terminado la pasada temporada sin títulos. El club blanco quiere hacer una renovación en la plantilla, aunque los fichajes serán escasos y, tal y como adelantó EL BERNABÉU en meses pasados, los únicos objetivos son David Alaba, Kylian Mbappé y Erling Haaland

Noticias relacionadas

Con la oficialización de la llegada de David Alaba, el Real Madrid cumplió con el primer paso del verano. El austriaco es un jugador polivalente que puede ejercer las funciones de central, lateral izquierdo y mediocentro defensivo. Su fichaje, a coste cero, se contemplaba como una incorporación primordial y la entidad presidida por Florentino Pérez ganó la batalla a todos los grandes de Europa

Tras Alaba, el verano del Real Madrid pasa por Kylian Mbappé. El galo es el fichaje estratégico que quiere el club blanco para liderar el proyecto deportivo los próximos años. Su salida del PSG no será fácil, pero en la zona noble de la entidad madrileña tienen el sí del crack y su promesa de que no aceptará ninguna propuesta de renovación del conjunto parisino. 

Kylian Mbappé celebra su gol con la selección de Francia a Gales EFE

Galáctico + cedidos + cantera

Si el PSG se cierra en banda a la salida de Mbappé, el Real Madrid se plantearía hacer un último intento por Haaland. Los planes de Florentino Pérez pasan por la llegada de los dos jugadores: uno este verano y el otro en 2022. El Borussia Dortmund se ha cerrado en banda a negociar por el noruego y la situación de Mbappé hace que se vea mucho más asequible lograr la incorporación del campeón del mundo con Francia. Pero se quiere a los dos y el objetivo es que antes o después ambos vistan de blanco en el Santiago Bernabéu.

El capítulo de fichajes se cerraría con la llegada del galáctico. Alaba y Mbappé, o Haaland, serían las únicas incorporaciones, pero habría más caras nuevas en la próxima plantilla. El plan del Real Madrid es completar la plantilla con algunos jugadores que han estado cedidos el último año y con la promoción de futbolistas del Castilla como Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco e incluso Sergio Arribas

Entre los cedidos que regresarán está Martin Odegaard. Tal y como adelantó EL BERNABÉU, el Real Madrid cuenta con el noruego para la próxima temporada. La salida de Zidane permite convencer al centrocampista, que en los últimos meses se ha llegado a plantear un traspaso cansado de ir de cesión en cesión. Eso sí, Odegaard quiere tener una conversación con Carlo Ancelotti antes de tomar una decisión definitiva. 

Odegaard durante un partido del Arsenal Reuters

Jovic y Brahim también regresarán al Real Madrid. Su futuro dependerá de las ofertas que lleguen, el club blanco necesita vender para minimizar las pérdidas por la pandemia, y de las salidas o no de jugadores con los que no se cuenta, pero que tienen una ficha muy alta como Bale, Marcelo, Isco o Mariano

Koundé y Camavinga, descartados

Eso sí, en el plan del Real Madrid están descartados otros fichajes como Koundé, Pau Torres, Camavinga o Aouar. Todos han sonado en algún momento para la entidad merengue, pero el único objetivo del club ahora mismo es Kylian Mbappé.

Por tanto, la fórmula de la renovación blanca sería David Alaba, más Mbappé, más cedidos y más canteranos. Florentino Pérez quiere su galáctico, pero no está por la labor de gastar grandes cantidades en futbolistas de uno o dos escalones por debajo. La situación económica tras la pandemia impide dispendios. Eso sí, Kylian Mbappé y Erling Haaland están en otra situación al ser considerados como fichajes estratégicos. 

[Más información: El Real Madrid anuncia el fichaje de Antonio Pintus]