Dos tiros de Benzema que despejó Mendy. Esas fueran las únicas ocasiones que tuvo el Real Madrid durante los 90 minutos que duró el partido de vuelta en Stamford Bridge. El equipo de Zidane se mostró completamente superado y cayó ante el Chelsea diciendo adiós al sueño de una nueva Champions.

Noticias relacionadas

El Real Madrid pagó caro su falta de gol y su excesiva dependencia de Karim Benzema. El francés se creó las dos oportunidades y nadie más del conjunto blanco ofreció más en ataque. Ni Vinicius, arrinconado como carrilero derecho, ni Hazard, muy lejos del jugador que fue en el Chelsea. inquietaron lo más mínimo a los de Tuchel. 

Acabar con esa falta de gol, y que ha sido uno de los grandes problemas esta temporada, será uno de los objetivos del Real Madrid en el próximo mercado de fichajes. Para ello, la institución presidida por Florentino Pérez se lanzará a por la contratación de una nueva estrella.

Mbappé, la solución

Nombres solo hay dos: Kylian Mbappé y Erling Haaland. Tal y como adelantó EL BERNABÉU en febrero, el Real Madrid quiere a las dos estrellas del mercado. Ellos y Alaba, ya cerrado, son los tres objetivos para el próximo verano.

En un principio se veía más factible el fichaje de Haaland que el de Mbappé para este verano, pero las tornas cambiaron desde hace aproximadamente un mes. El francés del PSG se ha convertido en una opción real y el Madrid no piensa dejarla pasar. 

Por su parte, Haaland quiere jugar también en el Real Madrid. Sin embargo, hay dos problemas. El primero, y más importante, es que el Borussia Dortmund no quiere vender al noruego y solo accedería a ello por un precio desorbitado que el club blanco no parece estar dispuesta a pagar. Y el segundo, Mino Raiola está dispuesta a subastar al delantero para sacar unas mejores condiciones salariales.

Kylian Mbappé, en un partido del PSG durante la temporada 2020/2021 Reuters

En el Real Madrid se sigue desconfiando de Raiola, aunque existe la posibilidad de que el Dortmund cumpla su palabra y Haaland no salga del equipo alemán hasta 2022. Ahora mismo, esta es una opción que beneficiaría los intereses de la entidad de Concha Espina, ya que iría este verano a por Mbappé y el próximo a por el '9'. 

Lo que tienen claro en el Real Madrid es que Mbappé y/o Haaland vestirán de blanco la próxima temporada. También lo hará Alaba, el otro gran fichaje y que ya está cerrado tras haberse despedido del Bayern Múnich. 

Los 'otros' fichajes

En el club merengue no se plantean más fichajes en defensa y para la función de Lucas Vázquez, si termina por no renovar y marcharse, se repescaría a De Frutos tras su gran temporada en el Levante.

Los 'otros' fichajes para el centro del campo serán Antonio Blanco y Sergio Arribas. Los dos canteranos han agradado a Zidane durante esta temporada y harán la pretemporada con el primer equipo con vistas a ocupar un sitio en la plantilla. La misma suerte tendría Miguel Gutiérrez, aunque la permanencia del lateral dependería de la salida de Marcelo.

La marcha del segundo capitán no será sencillo. Tiene una alta ficha y un año más de contrato. El Real Madrid dejará que decida su futuro, aunque lógicamente es conocedor de que su rol ha cambiado y mucho en los últimos tiempos. Además de Marcelo, al club le gustaría que saliesen Isco y Mariano

En la lista de transferibles también estará Raphaël Varane si no renueva su contrato que termina en 2022. Ahora mismo las sensaciones no son positivas, aunque el ascenso de Militao tranquiliza al Real Madrid. Además, la entidad sigue pendiente de la decisión de Sergio Ramos

La duda de Zidane

Ente los cedidos solo se cuenta con Odegaard. El noruego es intransferible, aunque su retorno al Real Madrid dependerá de si Zidane sigue o no en el banquillo. Y es aquí donde llega la gran duda. Pase lo que pase se cuenta con el galo, aunque la decisión la tomará el entrenador cuando la temporada finalice.

Zidane, en el estadio Alfredo di Stéfano Reuters

Si el Real Madrid no gana La Liga, las posibilidades de que Zidane abandone el Real Madrid se multiplican. Además, la Juventus está al acecho del técnico al igual que la Federación Francesa de Fútbol para que suceda a Deschamps tras el Mundial de Catar... o antes si no realiza un buen papel en la próxima Eurocopa. 

Como máximos favoritos para sustituir a Zidane en caso de que abandone el banquillo están Raúl y Allegri. No hay mucho más donde elegir, ya que la mayoría de grandes entrenadores ya tienen contrato para la próxima temporada. 

[Más información - La Champions empuja a Mbappé al Real Madrid]