La eliminación del PSG en las semifinales de la Champions frente al Manchester City ha sido uno de los golpes más duros que se ha llevado el proyecto catarí desde que aterrizó en París. Después de la derrota de la pasada temporada en la final de la Liga de Campeones frente al Bayern, este curso se sentían con la madurez necesaria de afrontar el reto de levantar la 'orejona'. Sin embargo, a la segunda tampoco ha ido la vencida. 

Noticias relacionadas

De momento, Mauricio Pochettino tampoco es el hombre que les llevará la gloria y que les dará la primera Champions de su historia. Al menos no este año, ya que serán Manchester City y Chelsea quienes peleen por el gran entorchado del fútbol europeo en la final de Estambul. 

Por ello, desde la cúpula del club galo se preparan para lo que puede ser un verano histórico en París con movimiento de mucha entidad y que marquen el inicio de un nuevo proyecto para intentar limpiar estos dos últimos fracasos europeos. Además, el de este año podría llevar aparejado la caída también en la Ligue 1.

Leonardo, director deportivo del PSG PSG

Hay dos nombres que están encima de la mesa y que van a marcar los movimientos que haga el equipo parisino, pero también el global del fútbol europeo. Uno de ellos es evidentemente Kylian Mbappé. La estrella francesa sigue sin renovar y están tensando la cuerda todo lo que puede para terminar jugando en el Real Madrid

El otro de ellos es Neymar, que también termina contrato en el año 2022 y cree que puede ser el momento para abandonar la ciudad de la luz y emprender el camino de vuelta hacia la Ciudad Condal. En Barcelona le siguen esperando y Laporta sueña con que sea su gran golpe de efecto en la presidencia ahora que lo de Haaland parece imposible para cualquier club europeo. 

Parece complicado que el PSG pueda soltar a sus dos estrellas a la vez y más tras un fracaso como el de haber quedado eliminado, otra vez, a las puertas de un gran éxito en la Champions. No sería un mensaje de equipo grande ni ganador el hecho de perder a sus mayores reclamos si de verdad buscan grandes conquistas. 

Fichajes en París

Al menos no lo sería si no tienen algo muy importante preprado. La realidad es que han sonado nombres para abandonar París, pero también para llegar. El más utilizado es el de Leo Messi, aunque no parece viable que si sale Neymar llegue el argentino. Otros son Harry Kane o Mohamed Salah

Eduardo Camavinga, en un partido del Rennes en la temporada 2020/2021 Reuters

Sin embargo, hay un nombre que cada vez está ganando mayor protagonismo y que además se le ha relacionado con fuerza con el Real Madrid y con el Bayern Múnich. Se trata de Eduardo Camavinga, el joven centrocampista del Rennes que tiene todas las papeletas para salir y que apunta a París tal y como informa Le Parisien

Este medio galo, que siempre está muy relacionado con la cúpula del cuadro francés, indica que los parisinos están decididos a llevar a cabo la operación y que en las próximas semanas podrían enviar una oferta formal que rondaría los 50 millones de euros, cantidad que en París ven viable, especialmente sin consiguen cerrar alguna venta. Camavinga, que ha ido de más a menos este curso, sigue contando con un gran cartel en Europa debido a su juventud, su progresión y sus cualidades en el terreno de juego donde destacan su derroche físico, su capacidad en el robo, su conducción y su buena salida de balón. Por ello, podría ser el nuevo referente para medular que Leonardo está buscando. 

[Más información: Salah, la opción de mercado para el PSG si Mbappé ficha por el Real Madrid este verano]