Nacho Fernández será el siguiente jugador del Real Madrid en ampliar su vínculo con el club merengue. El central, que acaba contrato en 2022, ha firmado una temporada para enmarcar hasta ganarse una renovación que le mantenga en el equipo blanco hasta el 2024. Así, el ya veterano curtido en La Fábrica, aspira a retirarse habiendo jugado toda su carrera profesional en el conjunto de la capital.

Noticias relacionadas

La temporada de Nacho no ha sido nada sencilla. Principalmente porque inició el curso con dos centrales de peso como Ramos y Varane. Además, su forma física no terminaba de convencer y estuvo rodeado de notables críticas durante varias semanas. Sin embargo, el canterano supo lidiar con la presión y, a base de oportunidades, se hizo un hueco fijo en la rotación de Zinedine Zidane.

Nacho, con 33 encuentros en las piernas y más de 2.700 minutos, ha acabado siendo una de las piezas clave del Real Madrid. Bien luciendo como central, o trabajando desde el lateral, o incluso en defensa de tres, el canterano siempre ha cumplido. Y ejemplo de ello es que, frente a las constantes bajas en defensa, él se ha mantenido intacto desde febrero en todos los partidos disputados de La Liga. Solo la acumulación de tarjetas le han dejado fuera del equipo.

Nacho Fernández, durante El Clásico REUTERS

Por si fuera poco, ha acabado conformando una de las parejas más fiables de la competición. Junto a Militao, que también vivió una situación similar en cuanto a dudas se refiere, han terminado dando la seguridad necesaria a la línea defensiva. Nacho ha cumplido, se ha adaptado a un compañero sin tanto bagaje como Militao y ha revertido una situación nada sencilla en una temporada con varias crisis deportivas en el equipo de Zidane.

El canterano incluso llegó a apretar para llegar a la Eurocopa y su ausencia no pasó desapercibida. Como premio, el Real Madrid y el jugador ampliarán el contrato hasta 2024 dejando a Nacho la posibilidad de retirarse del fútbol como un 'one club man', vistiendo solo la camiseta merengue y convirtiéndose en un caso poco habitua en el fútbol actual. Él hace unas semanas ya dejó claras sus intenciones y se sumará a Lucas Vázquez y Modric en la lista de renovados.

Aumento de protagonismo

El Real Madrid afronta un verano movido en la línea defensiva. Y es que se pueden producir dos bajas importantes en la línea que a partir de ahora dirigirá Carlo Ancelotti. Por un lado está Sergio Ramos, capitán del equipo y con un contrato a punto de agotarse. El camero sigue sin renovar y, si no acepta la última oferta realizada por el Real Madrid, se convertirá en agente libre. Su marcha ya es casi segura y dejará un hueco en la zaga que podrá aprovechar Nacho Fernández.

Sin embargo, no es la única marcha que se puede producir en esa línea, pues Raphael Varane tampoco ha terminado de despejar las dudas sobre su futuro. El central francés, que llegó muy joven al equipo blanco, acaba contrato en 2022. En el club merengue temen que no quiera renovar y, por ello, no dudarán en ponerle en el mercado este verano para evitar que abandone el equipo de forma gratuita el curso que viene. Su posible salida, sumada a la de Sergio Ramos, dejarían a Nacho en una situación idónea para seguir aumentando sus galones. Y todo pese al fichaje de Alaba.

[Más información - Los primeros días de Zidane fuera del Real Madrid: el perro, Milán...]