La llegada de Carlo Ancelotti vino acompañada de varios mensajes que dejó el técnico italiano durante su presentación. Uno de ellos tenía a los más jóvenes como protagonistas. Y es que de primeras el nuevo entrenador del Real Madrid se encargó de dejar claro que cuenta con ellos, recordando que ya hizo algo parecido durante su primera etapa en el banquillo blanco.

Noticias relacionadas

"La primera vez que vine aquí llegaron desde el Castilla cuatro jugadores. Eran Morata, Nacho, Casemiro y Jesé, también Carvajal llegaba de préstamo", recordó Ancelotti. Ahora es otra generación de jóvenes futbolistas de la que le toca hacerse cargo y afronta con ilusión el reto de llevarles a lo más alto como ya hiciera con alguno de aquellos con los que contó entre 2013 y 2015.

Ancelotti tiene una buena base de 'perlas' por las que apostó el club con su política de fichajes y a las que ha ido puliendo Zinedine Zidane durante los últimos dos años. Ahora es misión de 'Carletto' hacer que se sientan importantes en el equipo: "Tenemos jugadores jóvenes con mucha calidad, tenemos a Rodrygo, Vinicius, Valverde...", decía en su presentación. La lista no se acaba ahí, ni mucho menos.

De Jesé a Vinicius

De la generación de Jesé a la de Vinicius. En la primera temporada de Ancelotti en el Madrid, el canario -con Zidane siempre cerca de él- fue el gran 'descubrimiento'. Por fin se asentó en el primer equipo, a los 20 años, y daba pistas de que podía convertirse en una de las grandes estrellas del equipo... hasta que una fatídica grave lesión le apartó del camino.

Jesé e Isco, durante la temporada 2014/2015 EFE

Ahora es Vinicius sobre el que apuntan los focos. El propio Ancelotti lo sabe y le exigirá desde el primer día: "Vinicius tiene que marcar goles", dijo en la rueda de prensa. Mensaje claro para el brasileño que ha de ser el que abra con su fútbol la puerta de una generación de jóvenes para hacerse con los roles importantes del Madrid.

Ante no solo estuvo Jesé. Carvajal, Isco, Illarra, Varane, Nacho, Morata, Casemiro y el propio Jesé no superaban los 23 años y tuvieron un hueco en el equipo. El que más jugó en la 2013/2014 fue Carvajal que, con 21 años y tras regresar de su cesión del Bayer Leverkusen, jugó 3.367 minutos. El que menos fue Casemiro, también con 21 años, que jugó 657 minutos.

Rodrygo y Vinicius

Ancelotti viene con los deberes hechos. Cuenta con Vinicius, que jugó 2.722 minutos esta última temporada, y también con Valverde (1.962') y Rodrygo (1.298'). No son los únicos: "Conozco muy bien los jugadores que están en el equipo, los que están en el filial y los que vuelven de préstamo. Tenemos muchas opciones y quiero hacer una evaluación de todos con mucha calma y mucha tranquilidad".

Cedidos y canteranos

'Carletto' también tiene en cuenta el talento que regresa al equipo tras estar cedidos el último año. Como hiciera con Carvajal, espera encontrar hueco a alguno de ellos. El favorito es Martin Odegaard (22 años) y no hay que descartar a otros como Brahim Díaz (21), Dani Ceballos (24) o incluso Luka Jovic (23). 

Y, por supuesto, con los canteranos que esta temporada asomaron la cabeza en el primer equipo y salvaron de más de un apuro a Zidane. La Fábrica se hizo un hueco con él en su primera etapa (Jesé, Morata...) y ahora pretende hacer lo mismo. Los claros favoritos a subir son dos: Miguel Gutiérrez y Antonio Blanco.

Ancelotti empieza a construir su nuevo Real Madrid. Los más pequeños serán importantes. La fórmula está clara: "Gracias al entusiasmo de los jóvenes se ha llegado al éxito con la experiencia de los veteranos". La generación de Vinicius sale a escena.

[Más información: El primer paso del Real Madrid de Ancelotti: reducir una plantilla de 30 jugadores]