La presentación de Carlo Ancelotti como nuevo entrenador del Real Madrid da el pistoletazo de salida a la temporada 2021/2022. Lo siguiente será hablar con el club del futuro de la plantilla, tal y como reveló el técnico italiano ya que con su fichaje tan exprés todavía no ha habido tiempo. Será ahí cuando se decidan, sobre todo, las bajas que se necesitan para sanar las cuentas y hacer hueco a los fichajes.

Noticias relacionadas

El Madrid tiene overbooking en la plantilla. En total, tiene 30 futbolistas en nómina sin contar a Borja Mayoral, que seguirá otro año cedido en la Roma, y Reinier, que ya sea en el Dortmund o en otro equipo seguirá a préstamo. Tampoco se puede contar a los canteranos, a los que antes habría que hacer hueco para subir al primer equipo.

Con esa cantidad de jugadores, Ancelotti tiene claro lo que hay que hacer y ya lo dijo en su presentación: "La plantilla es muy larga y tenemos que reducirla un poco", dijo. El objetivo es contar con un equipo de entre 23 y 25 jugadores por lo que la operación salida es importante. Así está la situación en cada zona del campo a falta de conocer más detalles sobre los fichajes que pueden llegar además de Alaba.

Porteros

Thibaut Courtois es indiscutible y no se va a mover. Como tampoco se espera que lo haga Andriy Lunin, que seguirá siendo el segundo del guardameta belga. El ucraniano jugó solo un partido la temporada pasada (en Copa ante el Alcoyano) por lo que es lógico que tenga alguna oportunidad más ahora. Es la zona del campo más clara en la planificación del Real Madrid.

Sergio Ramos, durante un partido de esta temporada con el Real Madrid REUTERS

Centrales

Aquí todo está pendiente de lo que ocurra con Sergio Ramos y Varane. Ancelotti todavía no conoce todo, pero la continuidad del capitán cada vez se ve más lejana. Con el francés habrá que hacer un trabajo de convencimiento, sino será traspasado. El fichaje de Alaba, que habrá que ver dónde le utiliza 'Carletto', da tranquilidad. Como también contar con Éder Militao y Nacho Fernández, que seguirán.

El último de la fila es Vallejo, que tendrá muy difícil hacerse con un hueco en el equipo. Como mínimo, habrá dos salidas.

Laterales

Los laterales se han aclarado algo. La renovación de Lucas Vázquez es un alivio y competirá la titularidad en el lado derecho con un Carvajal que tiene que dejar atrás los problemas físicos. El que se queda sin sitio es Álvaro Odriozola, que lo lógico es que salga del equipo.

En la izquierda, Ferland Mendy gusta a un Ancelotti que ya le quiso para el Nápoles y el suplente dependerá del futuro de Marcelo. Si el brasileño no se queda, subirá Miguel Gutiérrez.

Martin Odegaard, con la camiseta del Arsenal REUTERS

Centrocampistas

El objetivo en esta zona del campo es reforzarla por fin y que no se quede corta. Casemiro (que no tiene reemplazo y podría ser Antonio Blanco), Modric, Kroos y Valverde son intocable. A partir de ahí, empiezan los cambios. El Madrid cuenta con Odegaard que, sin Zidane, verá con buenos ojos volver y quedarse si tiene minutos.

Al menos, habrá que contar con otro más y, sin hablar de fichajes por ahora, se tendrá que decidir entre Isco, Ceballos y Brahim, aunque este último puede incluirse también en la nómina de delanteros. Todos pendientes de Isco, a quien Ancelotti no quiso descartar en su presentación por el respeto que le tiene de su primera etapa. En el Madrid no ven clara su continuidad.

Delanteros

El Madrid necesita gol y Ancelotti lo sabe. Karim Benzema será el líder en ataque, pero en la posición de '9' falta metralla en el banquillo. Hay dudas sobre Luka Jovic y, sobre todo, Mariano y si sale uno (o los dos) habrá que reforzarse, siendo Haaland una opción si no viene Mbappé. La salida de Zidane podría ser una nueva oportunidad para el serbio, pero el hispano-dominicano lo tiene difícil igualmente.

Gareth Bale, durante un partido con el Tottenham REUTERS

Extremos

Esta puede ser la zona de los bombazos. El Madrid no renuncia al sueño de fichar a Mbappé este verano, pero está claro que un fichaje así no tendría cabida en el equipo si se queda Gareth Bale. Ancelotti no quiso descartar al galés, pero lo lógico es que por su salario tan alto y sus líos pasados el club no quiera que siga.

Eden Hazard sí parece que tiene más fácil seguir y luego están Vinicius, Rodrygo y Asensio. No se descarta alguna salida aquí para aligerar la plantilla. Kubo regresa de cesión, pero se volverá a ir a préstamo.

[Más información: La rueda de prensa de Ancelotti en diez frases: Mbappé, Zidane, cambios en la plantilla...]