Minuto 80 del partido entre el Celta de Vigo y el Real Madrid en el Estadio de Balaídos. 1-2 en el marcador favorable al equipo blanco y falta a favor del cuadro vigués. Muy peligrosa sobre la portería de Thibaut Courtois. Iago Aspas ejecutó el lanzamiento que se fue lamiendo el palo después de que Casemiro desviase lo justo con su cabeza el balón.

Noticias relacionadas

Hasta aquí podía haber sido una jugada más de un partido cualquiera. Falta peligrosa ante la meta rival, pero todo vino por una falta que nunca debió pitarse. Y es que esta puede ser la primera vez que un jugador haya sido sancionado con falta por dar un pase. Sí, por dar un pase.

Luka Modric tenía el esférico en sus pies cuando fue a realizar un pase a un compañero. En ese momento se resbala y choca con un Tapia que pasaba por allí. Pues bien, Melero López, ante la mirada incrédula de los futbolistas blancos, este sábado de negro, señaló falta a favor del Celta.

Pase de Modric sancionado como falta sobre Tapia por Melero López

Estallaron los jugadores del Real Madrid al ver lo sucedido y se pudo ver a un Modric, siempre correcto y respetuoso con el cuerpo arbitral, fuera de sus casillas. Lo sucedido no era para menos, ya que incluso vio la cartulina amarilla por esta jugada, por este pase que inexplicablemente acabó en falta para Melero López.

Hay que recordar que al contrario que en otras ocasiones que el conjunto blanco se ha visto perjudicado por las decisiones arbitrales esta temporada, así como en años anteriores, el VAR no podía hacer nada, ya que no es una jugada para las que tiene 'jurisdicción'.

La frustración y el enfado pudieron ir a mayores de no haber sido porque el melón no llegó a explotar. Ese ligero toque de Casemiro para que el balón acabase impactando con el poste, acabó por ser salvador. El Real Madrid logró imponerse en Balaídos y lo hizo además ampliando su ventaja en el marcador hasta el 1-3 definitivo por el tanto marcado sobre la bocina de Marco Asensio.

Otro error a la lista

Este fallo de Melero López no hizo que correr la sangre porque los tres puntos fueron para los de Zinedine Zidane. Pero de haber marcado el lanzamiento de falta Iago Aspas, y estuvo muy cerca de ser gol, el Celta se hubiese encontrado con el empate a falta de diez minutos para el final. ¿Qué hubiese pasado entonces? Nadie lo puede saber ya.

El error no provocó que el Real Madrid se dejase puntos en el camino por la lucha del título de Liga. Pero no hace más que dar la razón a esa corriente, cada vez más numerosa, que confirma que el equipo blanco está viéndose gravemente perjudicado en lo que va de curso por las decisiones arbitrales.

Solo hay que echar la vista atrás a las últimas jornadas para demostrar esta tendencia arbitral contra el Real Madrid. El pasado fin de semana, los de Zidane recibieron al Elche en el Alfredo Di Stéfano. Entonces los merengues también acabaron ganado el partido, con remontada incluida y otra vez con un Benzema salvador, pero la polémica llegó de la mano de un penalti clarísimo no señalado sobre Sergio Ramos.

Marcone derriba a Sergio Ramos en el área del Elche pero el VAR no pita penalti EFE

Marcone derribó claramente al capitán del Real Madrid, al que agarró del brazo para evitar que rematase de cabeza, todo ello, además, con todavía el empate a 0 luciendo en el marcador. Lo más escandaloso de esta acción es que Figueroa Vázquez ni lo vio en primera instancia ni desde el VAR consideraron que era acción merecedora de penalti.

Incomprensible para todos y sobre todo para un Sergio Ramos que le espetó al colegiado principal del encuentro lo siguiente: "No me ha roto el brazo de milagro. Míralo, te lo pido por favor. Penalti como una casa". "Es clarísimo, míralo. Me voy a quedar aquí porque lo voy a tirar, ya lo verás", continuó diciéndole el de Camas, pero desde el VAR no avisaron a Figueroa Vázquez de que debía ir al monitor porque había cometido un error "claro y manifiesto" al no haber pitado penalti.

Zidane, siempre comedido respecto a este tipo de decisiones, en las que siempre mantiene una línea de respeto hacia la labor del árbitro, esta vez sí dijo que "algo" hubo: "No me voy a meter ahí otra vez. El árbitro hace su trabajo y nosotros intentamos hacer el nuestro. Vi la jugada y bueno... a nosotros nos parece que hay algo, pero el árbitro ha decido otra cosa y ya está".

Siguiendo yendo atrás en el tiempo, se encuentra, tan solo una jornada antes, otro penalti no pitado a favor del Real Madrid, esta vez en el Derbi frente al Atlético, el cual acabó en un empate del que el principal beneficiado fue el Barcelona. Todo ocurrió antes del descanso en el Wanda Metropolitano

Kroos botó un córner y el balón acabó impactando en el brazo de Felipe. En el segundo palo esperaba solo Casemiro, a quien de haberle llegado el esférico, prácticamente solo hubiese tenido que empujarlo para batir a Oblak. Lo más llamativo aquí fue que si para Hernández Hernández no hubo nada, sí para el VAR.

Penalti no pitado a favor del Real Madrid

El VAR avisó al colegiado canario de que había cometido un error y que debía revisar las imágenes porque sí que era penalti, al menos desde lo que pensaron desde la sala del videoarbitraje. Hernández Hernández acudió entonces a la banda del Wanda para ver la acción en el monitor, pero al volver al campo no pitó nada.

Las sospechas incendiaron de inmediato al madridismo. ¿Por qué? Pues porque esta es la primera vez que Hernández Hernández revisa una imagen después de ser avisado por el VAR de que había cometido un error y no rectifica su decisión al quedar demostrado que no había acertado en vivo.

Hernández Hernández quedó todavía más retratado después de que El Golazo rescatase unas declaraciones suyas en 'Amigos del Arbitraje': "Cuanto te llaman a ver la pantalla, que es el compañero del VAR el que decide si has cometido un error claro y manifiesto y si tienes que ir o no, una vez te llama es porque el compañero viendo las imágenes ha visto que has cometido un error claro y manifiesto".

"Analizas la jugada, a veces unas llevan más tiempo que otras, pero simplemente analizas la jugada, detectas el error que ha detectado antes tu compañero, modificas la decisión y fuera. Es como una red de seguridad que te da esa segunda oportunidad de modificar una decisión errónea, que si no existiera el VAR no podrías modificar", señalaba por aquel entonces un Hernández Hernández al cual le tienen tomada la matrícula por sus arbitrajes contra el club blanco.

Las decisiones que perjudican al Real Madrid se suceden y lo más grave es que cada vez es con mayor frecuencia. En las últimas semanas no hay partido de los de Zidane en el que no se registre al menos una acción mal sancionada en contra de los merengues. Y esto es algo que se ha venido sucediendo durante toda la 2020/2021.

[Más información - Zidane: "Como entrenador del Real Madrid, no es lo ideal que los jugadores se vayan con sus selecciones"]