Eduardo Camavinga será, sin duda, uno de los nombres del mercado de verano de 2021. El centrocampista francés sigue dando que hablar con su futuro y, con Real Madrid, Juventus y PSG detrás, cada movimiento y cada palabra que emite es medida por la prensa de los clubes de esos países. Pero una información de este jueves podría cambiar todos los planes. Desde Francia se apunta a que podría tener una extensión de contrato con el Stade Rennes en breves.

Noticias relacionadas

Según publica el diario L'Equipe, la entidad francesa está trabajando con el entorno del jugador para convencerle y renovar por una temporada más. Cabe recordar que el año pasado Camavinga obtuvo su primer contrato como profesional que le vincula al Rennes hasta 2022. La intención del club es ofrecerle una campaña más y cambiar la cifra de su salario, llegando a un montante más atractivo para el centrocampista que pueda ahuyentar a otros clubes o, al menos, encarecer la operación.

Camavinga es objetivo de los más grandes y, sobre todo, del Real Madrid. Aunque no es la prioridad, ya que hay otros dos jugadores que han cogido más importancia en las últimas fechas como Mbappé y Haaland, está en esa agenda en una tercera posición que le coloca entre los fichajes galácticos que quiere hacer el club en las próximas ventanas. El centrocampista es una sensación mundial y desde el club se le ve espacio en la plantilla.

Zidane, además, es un factor a tener en cuenta. El jugador de 18 años creció adulando al actual entrenador del Real Madrid. Es un ídolo para todos los niños franceses y no hay quien no quiera trabajar con él. El hecho de llegar a un gran club como la entidad blanca también es una cuestión de peso para estar convencido. Aún así, habrá trabas económicas, ya que el Rennes pedirá cifras superiores a los 50 millones de euros. La situación económica no acompaña para hacer realidad el sueño merengue de Camavinga.

Sus palabras

Este miércoles fue noticia por las palabras que dejó en Francia. "¿Si deseo seguir en Rennes? Ya veremos. No hemos establecido una fecha para discutir sobre mi futuro, no tengo prisa al respecto. Habrá negociaciones para renovarme, para mí sería un placer continuar en el Rennes. Todavía me quedan dos años de contrato y tenemos tiempo suficiente para hablar de ello", explicó el jugador galo antes de que saliera esta noticia.

Será complicado que puedan retenerlo en esta ciudad del noroeste francés. Todo hace pensar que, si no es este próximo verano por una cantidad, el jugador saldrá gratis en 2022. Camavinga siempre se ha mostrado muy agradecido con el Rennes. Es el club en el que ha crecido y el que le ha puesto en órbita. Aún así, los cantos de sirena para este jugador de 18 años son demasiado atractivos como para decir que no a los grandes de Europa.

[Más información: Camavinga juega con su futuro: "Sueño con los grandes, pero no puedo revelar un equipo para mí"]