El Real Madrid sigue mirando hacia el futuro y varios nombres se dibujan en el horizonte. El club blanco no ha perdido de vista su política de fichar jóvenes talentos para convertirles en los mejores jugadores del mundo. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha provocado que el número de llegadas se reduzca drásticamente. 

Noticias relacionadas

De todos modos, en el club blanco saben que tarde o temprano tendrán que volver a salir al mercado y en ese momento, lo harán con todo, sin titubeos. Por ello, varios jugadores de primer nivel ya saben que el Real Madrid les tiene apuntados en su lista de futuribles y podría hacer un intento por ellos. 

Los nombres que más suenan en todos los medios son los de Kylian Mbappé y Haaland. Sin embargo, por detrás, sin hacer ruido, aparece otro joven talento que gusta y mucho en la 'Casa Blanca' y que sin duda será objetivo en las próximas fechas, ya que su calidad y su juventud parecen ser valores seguros del de fichaje de un verdadero genio. 

Kylian Mbappé y Erling Haaland

Se trata del jugador del Stade Rennais Eduardo Camavinga. A sus 18 años, el francés ya ha debutado con el combinado nacional y es una pieza muy importante en un club que ha renacido casi de sus cenizas y que esta temporada está jugando la Champions y en los puestos cabeceros de la Ligue 1. Una de las razones del éxito del club es la salida del jugador que lidera su centro del campo. 

Camavinga es objetivo a futuro del Real Madrid y, aunque ahora está contento en el Rennais, sabe que su potencial le hace ser candidato a jugar en un grande y a optar a lo máximo. Sin embargo, por ahora prefiere no cerrarse puertas aunque su primera opción parece ser el conjunto madridista: "Los grandes clubes me hacen soñar, pero no puedo revelar particularmente uno para mi futuro".

Su renovación

El galo finaliza contrato con su club en el año 2022 y no descarta la posibilidad de ampliarlo algún curso más. Es joven y sabe que tiene tiempo de sobra para moverse a un grande si confirma su progresión. Sin embargo, las ofertas que puedan llegarle a partir de este próximo verano harán que su decisión sea más difícil. 

Camavinga, con Francia Reuters

"¿Si deseo seguir en Rennes? Ya veremos. No hemos establecido una fecha para discutir sobre mi futuro, no tengo prisa al respecto. Habrá negociaciones para renovarme, para mí sería un placer continuar en el Rennes. Todavía me quedan dos años de contrato y tenemos tiempo suficiente para hablar de ello".

Camavinga tendrá, a finales de esta temporada, que tomar una decisión trascendental para su futuro. Le restará solo un año de contrato y será el momento para que el Rennais le convenza de renovar o de que se plantee su marcha, ya que un año después quedará libre y no podrán sacar ningún beneficio de la salida de una de sus mayores estrellas. Otra opción sería ampliar la vinculación entre ambos con la posibilidad de establecer una cláusula que le permita salir por un precio razonable. 

[Más información: El Real Madrid no mira a la Premier League para sus fichajes en 2021]