La dirección deportiva del Real Madrid sigue trabajando a pesar de no poder contar con las mejores condiciones para sondear el mercado. El coronavirus sigue haciendo estragos entre las entidades y no se puede pensar en grandes fichajes, pero los jugadores quieren cambiar esta situación. Ahí aparecen tres nombres en su agenda para el centro del campo que hacen fuerza para ser importantes a partir del 2021. Con el nuevo año esperan que sus futuros se aclaren y que algunos equipos puedan acometer operaciones por ellos.

Noticias relacionadas

Aunque la medular blanca está muy consolidada, en las oficinas del Santiago Bernabéu y Valdebebas no se olvidan de Eduardo Camavinga, Houssem Aouar y Paul Pogba. Aunque en el caso del último parecía imposible volver a relacionar su nombre con el Real Madrid, el precio de salida que le está poniendo el Manchester United podría facilitar su fichaje en algún momento del próximo año. Sigue sin renovar además, por lo que el próximo verano podría forzar por salir por una cantidad pequeña.

Camavinga sigue siendo el primer objetivo si cogemos solo los tres nombres. El del Stade Rennes no está teniendo tan buenos minutos en los últimos meses como la pasada campaña o como en el inicio de esta, pero todo el mundo conoce ya su calidad y el conjunto blanco sigue muy de cerca sus progresos. El pivote de 17 años, que cumplirá este martes 18, pedirá entre sus deseos al soplar las velas que el próximo verano se resuelva su futuro y que el Real Madrid sea protagonista en esa operación.

Pogba, con el Manchester United Reuters

Tampoco descuidan la figura de Aouar. El jugador del Olympique de Lyon tenía el cartel de transferible este verano, pero no había equipo que pudiera afrontar la operación por las dificultades que ha causado la pandemia de la Covid-19. Los franceses siguen escuchando ofertas por el centrocampista de 22 años que quiere dar el paso trascendental de su carrera y buscar una salida a un gran club que le permita brillar. Su sueño es que Zidane le haga crecer y la buena relación entre Florentino Pérez y Jean-Michel Aulas podría facilitar el movimiento.

Cómo encajarían

El que mejor podría justificar para el estilo que tiene Zidane de jugar con su Real Madrid sería Eduardo Camavinga. El pivote puede desembolverse tanto en esa posición, pero también siendo uno de los interiores que, en los últimos partidos, ocupan Toni Kroos y Fede Valverde. Podría ser sustituto de Casemiro, aunque no sean el mismo jugador, pero también le podría acompañar en un teórico doble pivote.

Una situación similar a la de Pogba. El experimentado centrocampista podría ocupar las mismas posiciones que el joven jugador, poniendo un grado extra con esa gran cantidad de partidos que tiene a sus espaldas, así como el Mundial que consiguió con Francia en 2018. En cambio, no podría ser el sustituto de Casemiro en un teórico 4-3-3, ya que no domina tanto ese perfil de 'coche escoba' que es el brasileño.

Aouar tampoco podría ocupar esa posición, pero sí podría tener su espacio en el doble pivote. Aún así, como mejor ha rendido en el Lyon es con un pivote por detrás y acompañando a Caqueret como interior. 

[Más información: Todo el mundo habla de Paul Pogba: la verdad sobre su futuro y la selección de Francia]