Fútbol

Varane, un central de época para el Real Madrid

Raphaël Varane, a sus 25 años, ya lleva conquistados la envidiable cantidad de 15 títulos como jugador del Real Madrid. El internacional con la selección de Francia cuenta con un palmarés único en sus siete temporadas vistiendo de blanco, y se ha convertido en el compañero ideal de Sergio Ramos en el centro de la defensa.

4 julio, 2018 23:20

Noticias relacionadas

Raphaël Varane llegó al Real Madrid en la temporada 2011/2012, con tan solo 18 años, procedente del Lens francés. Su fichaje supuso una apuesta de futuro para reforzar el centro de la línea defensiva, y a medida que iba contando con oportunidades, no las desaprovechaba y fue ganando galones para convertirse en el enorme futbolista que es hoy.

El internacional francés lo ha ganado absolutamente todo con el equipo blanco, y ha demostrado ser un jugador decisivo y polivalente, ya que es eficaz tanto cortando balones como marcando goles importantes, tanto por alto como con los pies.

Varane, en un partido con el Real Madrid.

Varane, en un partido con el Real Madrid.

A sus 25 años, Varane cuenta con un palmarés envidiable, del que muy pocos pueden presumir. Sin ir más lejos, esta última campaña ha sido campeón de la Supercopa de Europa, Supercopa de España, Mundial de Clubes y la Champions League

En total, el central blanco cuenta con cuatro Champions, tres Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, una Copa del Rey, dos Ligas y dos Supercopas de España. No hay que olvidar la gran etapa que ha vivido el equipo, ganando cuatro veces la máxima competición europea, y tres de ellas de forma seguida, lo cual enriquece mucho a cualquier futbolista de la plantilla.

PAREJA IDEAL DEL CAPITÁN

Varane se ha ganado el estatus de ser la pareja de central ideal para Sergio Ramos. Ambos forman una zaga prácticamente infranqueable, transmiten una gran seguridad al equipo y posen grandes cualidades ofensivas en las jugadas a balón parado.

Estos son los éxitos que de momento lleva el joven central madridista, a los que habrá que sumar los que seguro que seguirá cosechando el equipo en el futuro.