Fútbol

Trump ve a Cristiano como presidenciable de Portugal

El máximo mandatario de los Estados Unidos bromeó con Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de la República Portuguesa, sobre las opciones de que Cristiano Ronaldo se presentara a unas elecciones a la presidencia y lograse ganarlas. La llegada de Trump a la Casa Blanca rompió todos los cánones políticos aunque según el presidente luso: "Portugal no es como Estados Unidos".

28 junio, 2018 09:57

Noticias relacionadas

Lo que comenzó como una conversación distendida entre Trump y Rebelo de Sousa, de visita en Washington, sobre el Mundial de Fútbol acabó con una clara muestra del contraste entre la cultura política de Estados Unidos y la de Portugal. El presidente, Donald Trump, bromeó este miércoles con la idea de que el futbolista portugués Cristiano Ronaldo pudiera presentarse y perder unas elecciones presidenciales contra el mandatario luso, Marcelo Rebelo de Sousa, quien le respondió que Portugal "no es como Estados Unidos", según recoge la agencia EFE.

Rebelo de Sousa visitó la Casa Blanca por primera vez con Donald Trump al frente. El presidente luso le dejó un recado al máximo mandatario estadounidense: que cuando hable con Vladimir Putin no se olvide “de que Portugal todavía está ahí y quiere ganar el campeonato”. “No olvide que Portugal tiene el mejor jugador del mundo, que se llama Cristiano Ronaldo”, afirmó el portugués.

El jefe de Estado portugués aprovechó que Trump afirmó que su hijo menor, Barron, es un ferviente aficionado al fútbol y al Mundial, para afirmar que, seguramente, el menor de la familia “lo sabe todo” sobre Cristiano Ronaldo, a lo que el jefe de la Casa Blanca respondió afirmativamente.

Trump reconoció que Portugal “lo está haciendo muy bien” en el mundial, y preguntó a su homólogo “cómo de bueno” es el delantero madridista, y si estaba “impresionado” por él. Cuando Rebelo de Sousa respondió que Ronaldo es “el mejor jugador del mundo”, Trump señaló: “Entonces, ¿se presentará Cristiano (sic) alguna vez a la Presidencia (compitiendo) contra usted?”.

Mientras el mandatario luso se preparaba para contestar, Trump añadió: “(Cristiano) No ganaría. Usted sabe que no”. Rebelo de Sousa se incorporó un poco en su silla, tocó amistosamente el brazo derecho de Trump y replicó: “Señor presidente, sabe, tengo que decirle algo. Portugal no es exactamente (como) Estados Unidos. Es un poco distinto”. Trump reconoció que “es cierto”, y comenzó a contestar preguntas de los periodistas.