Fútbol

Sergio Ramos: capitán Champions

El jugador merengue sigue aumentando su palmarés. Ramos se ha convertido en todo un emblema del club y en gran parte por su personalidad y su labor en los terrenos de juego. A pesar de las críticas que se intentan verter contra él, el de Camas siempre se ha mantenido serio y en su posición. La defensa al club ante las campañas en contra y sus resultados deportivos le erigen como un verdadero capitán.

30 mayo, 2018 08:34

Noticias relacionadas

Jugar en el Real Madrid conlleva muchas responsabilidades. De eso entiende muy bien Sergio Ramos. El de Camas, a sus 32 años, pasa por uno de los mejores momentos físicos de toda su carrera. Además, lo acompaña con una gran situación personal que a su vez va recompensada con títulos. El sevillano ya es un emblema del Real Madrid y todo por méritos propios. 

A pesar de las campañas que intentan armar contra él y de las críticas que ha recibido desde que llegó en 2005 a la entidad, el zaguero se ha mantenido inamovible. Es un fijo y va camino de leyenda. El perfecto capitán del Real Madrid que en los últimos años ha tenido un papel fundamental. Justo en la época más exitosa del equipo blanco. Esta temporada, como era de esperar, está entre los jugadores con más minutos. Cuarto con cerca de 3.731.

UN PALMARÉS DE LUJO

Ramos llegó a la capital con apenas 19 años. En cerca de 13 temporadas ha visto como su palmarés crecía de forma imparable. El de Camas acumula un total de 19 títulos en el Real Madrid: 4 Champions League, 4 Ligas, 3 Supercopas de Europa, 3 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de España y 2 Copas del Rey. A ello habría que sumar dos Eurocopas y un Mundial con España. Un largo historial de títulos del que pocos jugadores pueden presumir. Todo un referente del fútbol nacional pero también de la historia del club de Chamartín

Sergio Ramos: capitán Champions

Sergio Ramos: capitán Champions

Con esta tercera Champions consecutiva se convierte en el único capitán capaz de haber hecho algo así. Ramos ha sabido ocupar sin ningún problema el puesto del líder del equipo. Portar el brazalete no es fácil y menos en una plantilla como la blanca. Pero el '4' lo ha llevado a la perfección y tomó las riendas tras la marcha de Iker Casillas.

DEFENSA AL CLUB

Si por algo se caracteriza Sergio Ramos es por su personalidad. El central nunca ha dudado en meterte en temas más polémicos siempre y cuando tuvieran que ver con una campaña en contra del Real Madrid. El sevillano, ejerciendo su posición de capitán, ha salido al paso en todo momento. 

Conoce a la perfección a la entidad merengue y la historia que lleva a la espalda. Ha pasado por muchas temporadas de blanco y sabe el trato que hay en torno al Real Madrid. "Este equipo de época está implantando una dinastía", decía tras ganar La Decimotercera. Y es que él ha sido uno de tantos que tenía claro que la Champions iba a eclipsar el doblete del Barça. No dudó en admitirlo en público en un nuevo ejemplo de valentía. Además, en la semana previa a la final de Kiev ya se le pudo ver defender a sus compañeros. Y frente a la prensa que en muchas ocasiones se aprovecha de la situación. Ramos recordaba la polémica con Isco y mandaba un mensaje a sus detractores. Hasta Zidane, que también ha sido víctima de desprestigios, recibió en su día el apoyo del capitán. "Lo que diga va a misa", sentenciaba el '4' sobre el tema del pasillo.

EL CAPITÁN PERFECTO

Nadie en el planeta fútbol puede decir que ha levantado tres Champions de forma consecutiva. Ramos, por el momento, es el único. Fiel reflejo del afán de éxitos que conlleva jugar en el Real Madrid, el camero ya avisó en la fiesta del Santiago Bernabéu que van a por La Decimocuarta.

Sergio Ramos: capitán Champions

Sergio Ramos: capitán Champions

En estos últimos títulos Ramos ha tenido un papel fundamental. Olvidando errores como el del penalti ante el Bayern en semifinales de la Champions. Contra los que decían que su gol histórico en Lisboa era suerte, el central repitió marcando el gol en Milán. Una verdadera pesadilla que perseguirá al Atlético de Madrid toda su vida. Pero de nuevo fue protagonista en Cardiff, donde consiguió ordenar a la perfección la defensa para evitar que la Juve creara mayor peligro. En Kiev, como no podía ser de otra manera, repitió con un auténtico partidazo. Sus 8 presencias en el once mundial FIFA FIFPro así lo certifican.