Fútbol

Bale no salió a calentar junto a los suplentes del Madrid

Karim Benzema fue finalmente el elegido para acompañar a Cristiano Ronaldo en el ataque madridista frente al Liverpool. Se esperaba que Gareth Bale fuese de la partida, pero finalmente se quedó en el banquillo. El galés fue el único suplente que no saltó al césped del Olímpico de Kiev durante el calentamiento.

26 mayo, 2018 21:04

Noticias relacionadas

Frente a las especulaciones que, durante los días previos al encuentro, apostaban por Gareth Bale como titular, Zinedine Zidane ha decidido optar por repetir el once de Cardiff, con Benzema en punta junto a Cristiano Ronaldo e Isco de enganche unos metros por detrás. La situación ha tenido un sacrificado por encima del resto: el galés.

Pese a que sus actuaciones en las últimas jornadas de liga le volvieron a incluir en la pelea por la titularidad, Zizou ha preferido apuntalar el centro del campo para tener un mayor control del encuentro y situar al francés como delantero centro, para ganar en capacidad asociativa, dejando relegado a la suplencia a 'El Expresso de Cardiff', que se ha visto invadido por la decepción tras conocer que no estaba entre los elegidos.

BALE NO SALIÓ A CALENTAR CON SUS COMPAÑEROS

Para ver su rostro ha habido que esperar hasta el comienzo del encuentro, cuando ha tenido que sentarse en el banquillo. Hasta ese momento, Bale no había pisado el césped del Olímpico de Kiev. A diferencia del resto de suplentes -Nacho, Asensio, Theo, Lucas VázquezKovacic, Casilla y Luca Zidane-, el '11' no ha salido a calentar antes de que comenzase el choque. Mientras sus compañeros de campo realizaban una serie de pases y unos rondos, Bale se ha quedado en el vestuario. Un gesto sintomático que pone de manifiesto el mal momento que ha tenido que pasar. Aunque, probablemente, la decisión responda a que ha preferido quedarse con los fisios para tratarse.