Nueva noche grande en el Santiago Bernabéu. Este miércoles, Real Madrid y Juventus se enfrentan tan solo ocho días después de hacerlo en Turín. En tierras italianas, los blancos consiguieron un gran resultado para encarar el duelo de vuelta de los cuartos de final de la Champions League. Este 0-3 de la ida ha provocado que muchos vean al conjunto merengue en semifinales. Sin embargo, el entrenador francés quiere a todos enfuchados para el partido de vuelta. No hay nada hecho.

Noticias relacionadas

Zinedine Zidane no se fía de la Juventus

Pese a que la estadística dé al Madrid como un semifinalista seguro, según uno informe de la UEFA, Zidane no se reservará nada y saldrá con su once de gala. La temporada del equipo blanco ha quedad supeditada a lo que hagan los merengues en la máxima competición continental a nivel de clubes, después de caer en la Copa del Rey, en los cuartos frente al Leganés, y con el título liguero como un imposible, tras un mal inicio de temporada en el campeonato doméstico.

EL PENSAMIENTO DE ZIDANE

Zinedine Zidane no quiere hablar de favoritismos y lo único que pretende es que sus jugadores salten al césped del Santiago Bernabéu como si la eliminatoria fuese 0-0. Esta será la forma ideal de permanecer al más alto nivel para las semanas que quedan hasta el final de la temporada. La Juventus es uno de los equipos más potentes del viejo continente, prueba de ello es que en la pasada edición de la Liga de Campeones lograron llegar a la final, que a la postre acabaron perdiendo a manos del Real Madrid.

Los jugadores merengues saben que no pueden dar por hecho que están en las semifinales. La Champions es la competición más exigente del mundo y por ello deberán dar el cien por cien para evitar cualquier sorpresa, como la que ya han sufrido en años pasados.