Luka Doncic ha vuelto a ser protagonista. En esta ocasión, lo ha sido, incluso, antes de comenzar el partido. Pese a ser su cuarta temporada en la disciplina del primer equipo madridista, no se puede dejar a un lado su precocidad. Tiene 19 años, cumplidos en febrero, y, a buen seguro, no hace mucho que pasaba tiempo pegado al televisor para disfrutar de Dragon Ball. A juzgar por sus zapatillas, el esloveno ha sido un gran seguidor de la serie y un protagonista en especial: Kid Buu.

Noticias relacionadas

Antes de comenzar el encuentro ante el Joventut, ha acaparado todas las miradas. Esta vez, no han sido sus manos, sino sus pies los que han acumulado los focos. Doncic salía concentrado al encuentro y, quien sabe, si con fuerzas extra que le está brindando uno de sus personajes favoritos.