Fútbol

Las cinco claves que dieron la victoria al Madrid contra la Juve

El Real Madrid se impuso con mucha autoridad en el Juventus Stadium. El plan de Zidane resultó a las mil maravillas pero fueron cinco los grandes motivos que desequilibraron la balanza del lado blanco. Cristiano fue el héroe pero no toda la culpa de la victoria recayó de su parte.

4 abril, 2018 13:08

Noticias relacionadas

EL FACTOR CRISTIANO

Cristiano, como en Cardiff, fue la pesadilla de la Juve. El portugués abrió la lata en tan solo tres minutos. Pilló por sorpresa a todo el mundo y echó al traste el plan de Allegri a la primera de cambios. Y qué decir de su chilena. Solo uno de los mejores futbolistas de la historia está a la altura de tal gesta. El portugués decidió cuando quiso y todo el estadio se rindió ante él.

DYBALA, DESESPERADO

Dybala fue lo mejor de la Juventus durante el comienzo del partido. El argentino metía miedo y de sus botas nacían las ocasiones más peligrosas. Casemiro fue el encargado de ser su sombra y posiblemente esto acabara por desesperarle. Repartió varios manotazos antes de ser expulsado tras una incomprensible entrada a la altura del pecho. Pudo ser su noche pero acabó en el olvido.

LA LENTITUD DE LA ZAGA DE LA JUVENTUS

Zidane quiso repetir el plan de Cardiff y este tuvo efecto nada más comenzar el encuentro. El gol de Cristiano llegó tras un pase de Isco desde la línea de fondo. El malagueño fue un puñal entre líneas. El Madrid insistió en buscar las espaldas de la zaga rival y fue así como más hizo daño. La edad pesa y Chiellini y Barzagli quedaron en evidencia.

KEYLOR ASEGURA LA PORTERÍA

Cuando Keylor está metido en el partido es muy difícil hacerle gol. Ya lo comprobó Pjanic en Cardiff y este martes lo hizo Higuaín después de que le sacara con una espectacular mano un remate a quemarropa. La Juventus no creo excesivo peligro de cara a puerta pero las intervenciones del tico fueron salvadoras.

LA IMPORTANCIA DE LAS BANDAS

Si para ganar hay que tener el balón, Zidane sabía que el juego sin él era muy importante. La Juventus salió con un doble lateral en su carril zurdo -Asamoah y Alex Sandro- y de su banda provino la mayor parte del peligro bianconero. El Madrid reforzó esa parte del campo y la entrada de Lucas Vázquez dio más empaque en la segunda parte para acabar dejando la portería a cero.