Baloncesto

Vídeo | La épica llegada de Llull al Santiago Bernabéu por la Euroliga

Antes de visitar el Ayuntamiento y la sede de la Comunidad de Madrid, los campeones de la Euroliga estuvieron en el Santiago Bernabéu. Allí, en los aledaños del feudo merengue se pudo ver a un Sergio Llull completamente feliz, cantando a todo volumen el 'We are the Champions' dentro de su coche para celebrar La Décima.

21 mayo, 2018 18:55

Noticias relacionadas

El Real Madrid logró imponerse a dos duros rivales en la Final Four este fin de semana. En el primer partido lograron derribar al CSKA y en la final al Fenerbahçe, ganando así La Décima. Tras el triunfo en Belgrado, el equipo blanco viajó hasta España para celebrar con la afición el título europeo. La fiesta merengue dejó emotivos y divertidos momentos entre los jugadores de la plantilla dirigida por Pablo Laso, como por ejemplo, el penalti de Felipe Reyes en el Santiago Bernabéula afición cantando en la Puerta del Sol "¡Luka quédate".

Antes de poner rumbo al Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, para visitar a Carmena -la alcaldesay Ángel Garrido -presidente de la Comunidad- además de la visita a la Universidad Europea, los blancos estuvieron en el Santiago Bernabéu. A su llegada, uno de los protagonistas que llamó especial atención fue Llull. El de Mahón llegó eufórico al estadio madridista y se le pudo ver desde su coche cantando a todo volumen la canción de Queen 'We are the Champions' mientras movía los brazos. Puro reflejo de la felicidad que siente tras volver a ganar un título con el mejor club del mundo. 

SU LESIÓN

Ya no queda ni rastro de los momentos duros y difíciles que atravesó el base balear a lo largo de la temporada cuando se conoció el alcance de su lesión. Después de varios meses en los que no ha parado de trabajar por volver con su equipo, el trabajo ha dado sus frutos y ya se encuentra perfectamente. Quizá este título le haya saboreado con más emoción que otros ya que le ha costado mucho esfuerzo y sacrificio recuperarse al cien por cien. Ahora ya se puede ver a un Sergio Llull feliz de volver a estar con los suyos y de ayudar a la plantilla a ganar esa merecidísima Copa de Europa.