Promocionado

Quiénes son los jugadores más rápidos del Real Madrid

Acostumbrados a leer artículos en los que se hace un repaso a los jugadores del Real Madrid, entre los cuales siempre destaca un pequeño grupo, hoy vamos a conocer cuáles son los más rápidos. La primera plantilla del conjunto blanco está plagada de auténticas gacelas, jugadores que pueden superar los 30 km/h sin despeinarse en un sprint e incluso con el balón pegado a sus pies.

30 mayo, 2018 15:11

Estas carreras, a final de campeonato, otorgan numerosas victorias al Real Madrid sobre sus rivales, y de ahí que los merengues trabajen con tanto ahínco el aspecto físico. A la hora de hablar de velocidad en el conjunto blanco se vienen a la cabeza muchos nombres propios como Gareth Bale o Daniel Carvajal, jugadores que están preparados incluso para correr algunas de las mayores maratones del mundo.

Hoy vamos a dar a conocer los tres jugadores más veloces en este Real Madrid que acaba de proclamarse campeón de la Champions League por decimotercera vez. Y buena parte de este trofeo pertenece a tales veloces jugadores.

Gareth Bale: la bala de Cardiff

Si hay un jugador en toda la Liga Santander que destaque por su velocidad, ese es Gareth Bale. El galés es uno de los jugadores - y personas - más rápidos del planeta y lo saca a relucir en cada encuentro. Esto, unido a su potencia de disparo, convierten a Bale en uno de los mejores jugadores del mundo.

De hecho, Bale es una de las pocas personas en el mundo a las que se les ha registrado una velocidad que alcanza los 40 km/h, aunque eso es sin balón. Cualquier aficionado al Real Madrid debe recordar el gol que marcó el galés esta temporada a la Real Sociedad, con un pase en profundidad al que llegó antes que el defensor gracias a un sprint a más de 35 km/h.

Dani Carvajal: sprintando desde sus inicios en Leganés

Un lateral sin velocidad no es nada, pero de esta característica Dani Carvajal va sobrado. El carrilero derecho del Real Madrid comenzó su andadura futbolística en Leganés, su ciudad natal, y desde entonces no ha dejado de explotar su velocidad punta.

Además combina esta cualidad a la perfección con su capacidad para dar asistencias de gol y la potencia del remate desde fuera del área. Estas son sus mejores armas para dejar atrás a los rivales, incluso hablando de forma literal.

Raphael Varane: el mejor ejemplo de cómo defender con velocidad

Hoy en día destacan más los defensas centrales más corpulentos que veloces. Aquellos que prácticamente con la mirada pueden despejar un balón o robarle la ocasión a un rival. Pero entre todo este portento físico, hay un jugador que ha sabido combinar a la perfección su altura con su velocidad. Se trata, por supuesto, del francés Raphael Varane.

Este jugador demuestra en cada partido que un defensa también puede sacar provecho de su velocidad punta. Sus sprints para terminar sacando una jugada de peligro con un tackle seguro son ya historia y actualidad del madridismo, y desde luego que la afición blanca se lo agradece.