Isco Alarcón ha ido haciéndose con un sitio importante en el esquema de Zinedine Zidane. Con trabajo diario y buen hacer dentro del terreno de juego, el mediapunta malagueño ha aprovechado las oportunidades que Zizou le ha ido concediendo para superar en la rotación a otros como Gareth Bale, James Rodríguez o Rodrygo Goes.

Noticias relacionadas

Los últimos tres partidos, dos de Liga y uno de la Champions, ha sido titular. De hecho, ha ocupado un hueco en el once inicial en los dos encuentros más importantes en estas competiciones hasta la fecha: frente al Manchester City en la ida de los octavos del torneo continental y en El Clásico liguero.

Varias razones han llevado a Isco hasta esa posición de titular, después de un inicio de temporada complicada, en el no tuvo todos los minutos que hubiera deseado, además de haber estado de baja durante varias semanas por una lesión del músculo flexor de la pierna. Pero eso es pasado y ahora es una pieza muy importante en el equipo.

1. El sistema

Del 4-3-3 al 4-4-2. Este último con su versión con rombo en la medular se ha convertido en uno de los favoritos de Zidane. Es ahí donde entra en juego la mejor versión de Isco. En esa zona de la mediapunta, para actuar como enganche con el dúo de atacantes es en la que más cómodo se siente el de Arroyo de la Miel.

Isco señala a la grada tras el gol al Manchester City REUTERS

En el primer tramo de la temporada, el entrenador francés apostó más por un esquema con tridente en la parcela más ofensiva. Las bajas provocaron un cambio de dibujo que está dando sus frutos. Con él ya se conquistó el primer título del 2020, la Supercopa de España. En esta, el '22' fue titular tanto en la semifinal contra el Valencia como en la final frente al Atlético de Madrid.

2. No se esconde

Isco se muestra participativo. Se encuentra en un estado dulce y no lo oculta cuando pisa el césped. Ante el Manchester City ya fue el autor del único tanto marcado por los blancos y frente al Barcelona en El Clásico dispuso de dos buenas ocasiones que no acabaron dentro de la portería culé por una gran parada de Ter Stegen y por la salvada sobre la línea de gol de Piqué.

El malagueño pide el balón, se ofrece y da pases entre líneas que ya le llevaron a ser aclamado por el siempre exigente público del Santiago Bernabéu. Es además, en estas citas calificadas como importantes, donde da un paso adelante para dirigir el juego ofensivo del equipo.

3. Ocasiones

Tan solo ha marcado tres goles en lo que va de temporada, uno en Liga, uno en Champions y otro en la Supercopa de España. Todos ellos ya entrado el 2020 (Osasuna, City y Valencia). Esto no hace más que poner de relieve que ha entrado en su mejor momento de la presente campaña.

Sergio Ramos e Isco celebran el segundo gol del Real Madrid a Osasunna REUTERS

El de Arroyo de la Miel se muestra cada vez más participativo en ataque y junto a Vinicius Júnior se ha convertido en el jugador más importante en estas últimas semanas. La lesión de Hazard, que puede no volver a jugar este curso, hace que la presencia de Isco se antoje más importante que nunca.

4. Confianza

Isco siempre ha gozado de la confianza de Zidane. El técnico galo nunca ha ocultado que el '22' blanco es una de sus debilidades. Primero porque su zona de acción es muy similar a en la que en su día ocupaba el propio Zizou. Y segundo por su incuestionable calidad técnica.

"Me siento identificado con todos pero es verdad que por su posición me siento un poco más identificado. Me gusta como jugador", ha llegado a decir Zinedine Zidane sobre Isco Alarcón. "Es tremendo. Hace cosas que pocos pueden llegar a hacer", también ha dicho sobre el malagueño.

5. Regularidad

Isco es una auténtica montaña rusa. Subidas y mejoras de rendimiento que le han llevado a recibir numerosas críticas, pero también un gran número de piropos desde que fichó por el Real Madrid allá por el año 2013. Sin embargo, en los últimos tiempos ha conseguido una notable regularidad y eso le ha abierto las puertas de la titularidad.

Isco Alarcón le dedica el gol a su hijo Theo REUTERS

Pese a ese inicio de temporada complicado y con menos minutos de los deseados, Alarcón ya ha superado la barrera de los mil minutos entre todas las competiciones y, de seguir en esta línea, seguirá aumentando sus registros. La mejor noticia posible para un Real Madrid que ha recuperado el liderato de La Liga y que quiere dar la vuelta a la eliminatoria de la Champions frente a un City que sigue suspirando por Isco.

[Más información - Guardiola aún piensa en Isco: quiere seguir en el City y fichar al madridista]