Las primeras jornadas de La Liga están dando paso a los jugadores del futuro de nuestro campeonato. El nombre propio es Ansu Fati, que a sus 16 años ya ilusiona al barcelonismo, pero hay dos madridistas que están despegando en este arranque de temporada. Se trata de Martin Odegaard y Takefusa Kubo y ambos están aprovechando desde el primer momento sus cesiones a la Real Sociedad y el Mallorca, respetivamente.

Noticias relacionadas

Este fin de semana ha servido para comprobar que tanto a Odegaard como a Kubo les espera un futuro ilusionante en el Madrid. En sus equipos ya son presente y sino que se lo pregunten al Atlético de Madrid, que esta jornada sufrió en sus propias carnes de lo que es capaz el noruego. Odegaard fue protagonista en la victoria del conjunto txuri-urdin contra los de Simeone, que hasta ahora estaban imbatidos en La Liga.

Odegaard da un paso adelante

Odegaard sumó su segundo gol de la temporada y lideró a la Real contra el Atlético. Era su primera gran prueba en competición española y cumplió con creces. No pasó desapercibida su exhibición en el Real Madrid, donde están convencidos de que su cesión al club de San Sebastián fue la decisión más acertada. Odegaard necesitaba minutos y que mejor que en un club de La Liga, aspirante a ser la sorpresa de la temporada y bajo un entorno adecuado para proteger a una estrella en ciernes como el noruego.

Los jugadores de la Real Sociedad celebran el primer gol del partido EFE

A sus 20 años (cumple 21 el próximo 17 de diciembre), Odegaard ya se empieza a parecer a la figura que vaticinaban que acabaría siendo cuando solo tenía 16 años y firmaba por el Real Madrid. En el club, la confianza fue total y se cree que los plazos se están cumpliendo de la forma correcta. Su préstamo a la Real es por dos años, pero el Madrid se reservó el derecho a recuperarle el próximo verano, además de renovar su contrato antes de su marcha.

Kubo ya brilla en Mallorca

Con Kubo se va rápido. Ya hubo dudas en torno a su continuidad después de ser el descubrimiento de la pretemporada, pero se decidió que lo mejor era que se marchara cedido para no frenar su progresión. El Castilla se le quedaba corto y el club recibió varias llamadas de equipos de Primera pidiendo su cesión, como el Mallorca. En las islas empieza a dejar sus primeros destellos. Se estrenó este viernes en San Moix y en apenas 20 minutos que jugó, revolucionó el partido. Provocó un penalti que si no llega a ser por el fallo de Budimir hubiera cambiado todo.

Kubo, en el banquillo del Mallorca EFE

Con solo 18 años, Kubo ha empezado de suplente en el Mallorca pero ya empieza a derribar la puerta. Es además un atractivo mediático. La 'Kubomanía' no acaba más que aterrizar en La Liga, pero ya se puede observar que el del japonés puede ser un fenómeno pocas veces antes visto. El Madrid está atento a su progresión y su incorporación al primer equipo estará sobre la mesa el próximo verano.

Para una muestra, un botón. Y es que Odegaard y Kubo han disparado su valor desde el pasado mes de junio. El noruego ha incrementado su precio de 15 a 20 millones de euros en unos pocos meses, mientras que el japonés lo ha hecho de 2 a 10 'kilos'. Es solo el comienzo del camino en La Liga para ellos, pero en el Madrid ya se frotan las manos para el futuro.