Vinicius Júnior lleva varias semanas en el punto de mira de la actualidad del Real Madrid. El brasileño es uno de los mayores talentos del fútbol mundial y a sus 19 años media Europa le tiene en el punto de mira. De hecho, el joven delantero se ha visto envuelto en la 'operación Neymar' por la fijación que Leonardo, director deportivo del PSG, tiene con él. 

Noticias relacionadas

El PSG quería que Vinicius estuviera incluido en cualquier posible canje de jugadores entre ambas entidades. Una opción que nunca se ha contemplado en Chamartín, ya que en el Real Madrid consideran al jugador intocable en materia de fichajes. Se trata de una apuesta de futuro de la cúpula del club y hay muchas ilusiones puestas en su figura. 

Mientras tanto, el delantero no ha iniciado bien la temporada con el Real Madrid. Vinicius no encuentra su sitio en el once de Zidane, sobre todo por su falta de adaptación a la banda derecha donde le está emplazando el francés con vistas a que pueda cohabitar con Hazard cuando este retorne de su lesión. 

Después de semanas aciagas y de un arranque liguero complicado, el Real Madrid quiere conseguir recuperar al jugador. Desde las oficinas del Santiago Bernabéu esperan que Zidane consiga exprimir al máximo todo el potencial que tiene el joven brasileño para la delantera merengue. De conseguirlo, el técnico francés puede conseguir un 'fichaje oculto' para la temporada, ya que el curso pasado Vinicius demostró que tiene magia y mimbres de liderazgo para triunfar en el Madrid.

Vinicius Júnior recibe una falta de Nacho Reuters

Este fin de semana Vinicius tendrá una oportunidad de oro para convencer a Zidane y ganarse su confianza. El Real Madrid visita el estadio de la Cerámica para enfrentarse al Villarreal y las bajas pueden abrirle nuevamente la puerta hacia la titularidad. 

Ausencias en el centro del campo

El centro del campo del Real Madrid está en horas bajas con las ausencias por lesión de Isco, James y Brahim, lo que hace que Zidane tenga que plantear un partido diferente a lo habitual, ya que solo tendrá como recambio de Kroos, Casemiro y Modric a Valverde. Para dosificar a los centrocampistas, el técnico tendrá que apostar por un estilo vertical y un ataque voraz que lleve el peso del juego. 

La oportunidad de Vinicius

Es aquí donde entra en juego Vinicius, ya que puede formar tripleta ofensiva con Bale y Benzema en la nueva 'BBV'. Una sociedad en la que el brasileño puede tener plena libertad de cara a conseguir sorprender a Zidane y ganarse un sitio en el once. Además, el regreso de Modric le favorece de cara a obtener mejores pases que le posicionen en ataque. 

Esta temporada debe ser la de su consagración. El brasileño aterrizo en Europa el pasado verano y tuvo un primer curso de aclimatación al fútbol del viejo continente. Un año en el que rindió a gran nivel y en el que fue capaz de echarse el Real Madrid a la espalda con Solari en el banquillo blanco. Algo que volverá a intentar emular con Zidane. 

[Más información: "¿Neymar, Pogba o la vuelta de Cristiano?": el madridismo responde a la encuesta de Casillas]