Tras unos cuantos días de incertidumbre, ya es oficial: Zinédine Zidane es el nuevo entrenador del Real Madrid. El francés llega en sustitución de un Santiago Solari que no supo encauzar el ritmo del equipo, que había comenzado la temporada bajo las órdenes de Julen Lopetegui.

Noticias relacionadas

Sin opciones a disputar ninguna competición a falta de tres meses para que finalice la temporada, la directiva blanca ha decidido cortar por lo sano y tomar medidas drásticas. Zidane regresa al club que encumbró al éxito mundial conquistando tres Champions Leagues consecutivas apenas nueve meses después. Su llegada supone además el beneficio de varios futbolistas.

Marcelo

El caso del lateral izquierdo es quizá el más flagrante de todos. El brasileño ha pasado, en cosa de un año, de ser titular indiscutible, considerado uno de los mejores laterales izquierdos de la historia, a ver como un canterano en su primer año, Sergio Reguilón, le arrebataba el puesto.

Zidane y Marcelo. Foto: Manu Laya / El Bernabéu

Únicamente ha jugado 25 partidos en lo que va de campaña. Números muy lejanos a los más de 40 encuentros que venía promediando por temporada. El bajón de forma ha sido otra de las claves para que la afición merengue se cansé de él. Sin embargo, la llegada de Zidane puede ser un bálsamo para él, pues fue con el francés con quien jugó tanto y tan bien como se le pide.

Isco

Otra 'desaparición' mediática es la que ha sufrido el malagueño. Su situación es ligeramente distinta a la de Marcelo, pues el mediapunta sí que logró dejar atrás sus problemas de rendimiento, llegando incluso a ser requerido por una afición volcada en animarle cada vez que saltaba a calentar en un partido.

Pero nada logró convencer a un Solari que pareció enfilar a Isco desde el principio. Con el argentino en el banquillo, el centrocampista únicamente sumó doce partidos, de los cuales tan solo tres fueron como titular. Sin embargo, su relación con Zidane es muy buena, y el cambio de técnico puede arreglar una situación que se antojaba insalvable.

Marco Asensio

Un caso similar al de Isco, aunque no tan exacerbado. Con Zizou en el banquillo, Asensio se destapó como una de loas jóvenes promesas más ilusionantes de todo el panorama, firmando dos años excelsos, especialmente en la temporada 2016/2017.

Con la salida del francés y de Cristiano Ronaldo, se esperaba que el balear diera un paso al frente y asumiera los galones. Pero no fue así. Asensio no supo tirar del carro, y será bajo el mando de Zidane cuando tenga una nueva oportunidad para demostrar que sigue teniendo toda esa calidad que tanto ilusionó.

Asensio reemplaza a Benzema en el partido contra el Bayern de Múnich. Michael Dalder Reuters

Benzema

Con seguridad el ejemplo más leve de todos, aunque no por ello fundamental. Karim Benzema siempre fue el protegido de Zidane, incluso cuando en la temporada 2017/2018 firmó unos números para olvidar -doce goles en 47 partidos-. Sin embargo, con la salida de su compatriota, el delantero no solo no ha bajado su rendimiento, sino que incluso lo ha mejorado.

Casi el doble de tantos -22- en menos partidos -44- son el aval de un Benzema que se ha destapado como el líder del equipo en sus horas más bajas. La llegada de Zizou tan solo puede ilusionar al madridismo, pues los dos galos son como uña y carne.

Hazard

Finalmente, otro jugador que sale beneficiado de la llegada de Zidane al banquillo es precisamente uno que no está en el Real Madrid. Se trata de Eden Hazard, estrella del Chelseay declarado admirador del legendario exjugador francés. El extremo belga nunca ha rechazado su amor por el conjunto blanco, y, por si fuera poco, los merengues preparan una revolución de vestuario para afrontar la próxima campaña.

Eden Hazard, durante un partido del Chelsea Reuters

Es aquí donde entra Zidane, quien ya recomendó al Madrid el fichaje de Hazard cuando éste jugaba en el Lille. Sin lugar a dudas será una de las peticiones del técnico de cara a reforzar el equipo. Hazard podría ver finalmente cumplido su sueño de jugar con la elástica merengue.

[Más información: Los jugadores con un pie fuera del Real Madrid tras la llegada de Zidane]