Asensio e Isco celebran un gol del Real Madrid

Asensio e Isco celebran un gol del Real Madrid

Fútbol REAL MADRID

Las claves de la reivindicación de Isco y Asensio ante Solari

El partido de vuelta de los dieciseisavos de final se antojaba como un mero trámite después del 0-4 cosechado en la ida por el Real Madrid. Sin embargo, el encuentro se planteó desde el principio con mucha seriedad, ya que como les dijo Solari a sus pupilos: no hay mayor forma de respetar al rival que jugar al cien por cien. Así, con varias caras nuevas en el once respeto a equipos titulares anteriores, el conjunto merengue salió a por todas ante su público.

Jugadores como Isco, Marco Asensio o Vinicius Júnior habían perdido peso en los últimos compromisos del Real Madrid, por lo que jugar en el Santiago Bernabéu era una prueba prácticamente de fuego para todos ellos. En otros tiempos, partidos como este ante el Melilla se habían convertido en verdaderas trampas sin contar con los pesos pesados del equipo. Sin embargo, todos ellos han acabado aprobando con nota, incluido un Jesús Vallejo que se estrenaba en la 2018/2019.

De forma especial el foco estaba en Asensio y, todavía más, el de Arroyo de la Miel. Isco aún no había sido titular con Santiago Hernán Solari e incluso se había quedado fuera de varios partidos y convocatorias, incluyendo el de la Roma donde tuvo que ver el choque de la Champions League desde las gradas del Olímpico. El mediapunta malagueño tuvo su particular redención con una soberbia actuación y un doblete, golazo incluido. Mismo guion que siguió el '20' blanco, que abrió la lata y pareció reconciliarse al fin con su situación.

Odriozola y Asensio celebrando uno de los goles ante el Melilla.

Odriozola y Asensio celebrando uno de los goles ante el Melilla. EFE

Tanto uno como otro se reivindicaron bajo la atenta mirada de un Solari que ya ha dicho que en su equipo no va a haber indiscutibles, así como tampoco alguien va a ser titular eternamente solo por llamarse X. Marco Asensio e Isco Alarcón han demostrado que tienen calidad, pero que no les importa el rival o la competición, quieren ser importantes de aquí al final de temporada y para ello están dispuestos a ponerse el mono de trabajo para sin ningún complejo. Su partido en cinco claves:

Goles

Dos dianas hicieron cada uno de ellos ante los unionistas. El futbolista mallorquín fue el autor de los dos primeros goles del Real Madrid, los dos tantos que encarrilaban el encuentro y que hicieron sentirse muy cómodos a los merengues en lo que restaba de partido.

Con estos, Asensio ya suma cuatro en lo que va de curso en 21 choques. Ya en la segunda parte era Isco el que brilló con luz propia con dos goles de bella factura. Para enmarcar especialmente el primero. Él encontró el camino para armar su pierna y hacer imposible que Pedro Luis llegase siquiera a rozar el esférico. Y así, el malagueño también alcanza la cifra de cuatro dianas en el presente curso.

Desborde

Los 'Picha Bros' si por algo destacan en el plantel madridista es por ser dos de los futbolistas con mayor calidad técnica. Ambos tienen la cualidad de irse de los rivales con facilidad y eso es algo que han demostrado en el partido correspondiente a la competición copera. Mientras Isco hacía daño con pases imposibles, con su notable conducción; Marco lo hacía por banda, con desborde y velocidad en sus acometidas al área rival.

Menos individualidades

Si por algo se ha llegado a tachar a estos dos genios, en especial al ex del Málaga es por pecar algunas veces de jugadas individuales sin llegar a conectar con sus compañeros. Pero el discurso del entrenador rosarino parece haber calado hondo en el vestuario y se vio a unos jugadores implicados en el conjunto más que en lucirse ellos mismos. Algo que desencadenó un mejor juego y que tanto uno como el otro consiguieran sellar mejores actuaciones y la enhorabuena del míster por ello.

Actitud

Si hay algo que quiere Santiago Solari en su equipo es jugadores con carácter, con actitud y eso es lo que se ha visto este jueves en el Santiago Bernabéu. Pese a que Marco Asensio e Isco sabían a la perfección que estaban pasando un particular examen y que cada gesto o acción sería mirado con lupa, eso no impidió que ambos pusiesen toda la carne en el asador pese a jugar contra un Segunda B y con el 0-4 a favor de la ida. Este cambio de cara puede ser muy importante para lo que está por llegar.

Trabajo

'Ponerse el mono de trabajo'. La imagen de Isco el pasado fin de semana dio mucho que hablar sobre su estado de forma. Algunos como Marcelo incluso le han llegado a dar un tirón de orejas público. No es la primera vez que el físico del malagueño es puesto en duda, pero, además, con el míster rosarino parece que el día a día cobra un especial papel a la hora de hacer los onces, así como el trabajo visto durante cada encuentro.

Así, Solari seguro que está satisfecho con la actuación del mediapunta y de Asensio. Los dos trabajaron para el beneficio del grupo durante el tiempo que estuvieron en el terreno de juego. Un trabajo vital para confirmar su reivindicación y postularse como jugadores a tener muy en cuenta para lo que resta de campaña.

[Más información: De Melilla a Madrid: las cinco cosas que ha cambiado Solari]