Asensio celebra un gol con la Selección

Asensio celebra un gol con la Selección EFE

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

Asensio toma el presente del Real Madrid y de la Selección

La Selección de Luis Enrique tiene buena pinta. Tras ganar a Inglaterra, España venció y goleó a Croacia en su segundo partido en la Nations League. Seis goles le endosó el combinado nacional a los de Dalic que venían de ser subcampeones en el Mundial de Rusia y se volvieron apalizados de su visita a Elche.

Gran culpa de ello la tuvo Marco Asensio. El balear fue el protagonista indiscutible del encuentro tras cerrar una magnífica actuación con un gol y tres asistencias. Lideró a la Selección y se estrenó como goleador con España en su 17º como internacional absoluto. Tiene 22 años y con este partido ha reventado la puerta de la titularidad con Luis Enrique.

Asensio fue una de las novedades en el once de Luis Enrique respecto al partido contra Inglaterra. Precisamente la suplencia del madridista fue uno de los grandes debates durante los últimos días y es que apenas tuvo 20 minutos en el día del estreno del técnico asturiano como seleccionador. Con Lopetegui empezó a gozar de cierto protagonismo con la Selección, pero en el Mundial se vio relegado a un papel secundario por Fernando Hierro. Su suplencia en Wembley llamó la atención, pero ahora ha dejado claro que merece ser uno de los pilares de este equipo.

Asensio y Sergio Ramos contra Croacia

Asensio y Sergio Ramos contra Croacia REUTERS

Recital de goles y asistencias contra Croacia

Es un jugador diferente de los que necesita la Selección. Da esa verticalidad y ese atrevimiento de cara a puerta que le faltaba a un equipo que durante los últimos años abusó de tocar y tocar y en ciertos momentos desesperaba de cara a puerta. Con Asensio no existe ese problema. Tiene un cañón en su zurda y así lo comprobó este martes Kalinic, el portero de Croacia. Si bien no estuvo muy participativo en los primeros compases del encuentro, a la media hora se sacaría un latigazo que se coló en la meta rival. Un golazo que a los dos minutos se vería superado por otro zurdazo que reventó el larguero y que entró en la portería tras rebotar en el hombro del guardameta.

No contento con ello, dio tres asistencias que redondearon una actuación monumental, solo a la altura de los grandes jugadores. Primer fue a Rodrigo con un pase en profundidad que le dejó solo contra Kalinic, después sería un córner que remató Ramos y, por último, un pase a Isco que resolvió muy bien dentro del área. Un sinfín de recursos de un jugador que dejó su carta de presentación con la Selección en el Martínez Valero.

Asensio con el balón contra Croacia

Asensio con el balón contra Croacia REUTERS

Sin embargo, su partido no habrá sorprendido a los madridistas que empiezan a acostumbrarse a un futbolista llamado a liderar la próxima década en el Real Madrid. Cada gol suyo es una obra de arte y así quedó reflejado en el Elche. En la memoria ya quedan otros tanto como el de si debut contra el Sevilla en la Supercopa de Europa o el curso pasado contra el Barça en la Supercopa de España. Hace tiempo que Asensio dejó de ser futuro y es cada vez más presente.

Su salto en el Madrid y en la Selección

Asensio está ante la temporada más importante de su carrera. Tras dos años de crecimiento en el Real Madrid y en la Selección, le toca dar el paso para tener esa continuidad que le permita soñar con convertirse en el mejor jugador del mundo. La llegada de Lopetegui al club blanco -y la salida de Cristiano- le ha abierto la puerta de la titularidad en el Real Madrid. La apuesta funciona y con Bale y Benzema conforma la BBA, un tridente que se ha vuelto indiscutible. En la Selección tiene que tener ese mismo rol. Una nueva era comienza bajo las órdenes de Luis Enrique y el mallorquín tiene que ser una de las caras que lidere el proyecto.