Los jugadores convocados por Julen Lopetegui se encuentran ya concentrados en Las Rozas para los partidos frente a Albania e Israel de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Aunque la llegada de los jugadores ha sido un poco tensa debida a la situación referente a Cataluña, el central del Real Madrid, Sergio Ramos, llegó tarde y no habló como se esperaba por orden de la Federación.

Noticias relacionadas

Lopetegui no quiso forzar a sus jugadores ya que muchos de ellos venían de disputar partidos de Liga con sus respectivos equipos. Los más ovacionados por el público fueron Isco y el propio Sergio Ramos, pese a no saltar al campo y entrenarse en el gimnasio apartado del resto del grupo, el de Camas se llevó el reconocimiento de la grada. La Federación no ha informado de ninguna lesión o molestia. 

La puntería de Ramos no tiene límites: ¡menudo tiro! by footbie.com