El Castilla recibía la visita de la Ponferradina en el Estadio Alfredo Di Stéfano en un partido clave de la lucha por los puestos de playoff. El marcador ha permanecido inmóvil durante todo el encuentro, y buena parte de la culpa de ello la ha tenido Luca Zidane para el filial del Real Madrid.

Durante la primera parte del encuentro, sacó dos manos salvadoras para enmarcar. La primera de ellas iba a llegar rozando el minuto 20 de juego, cuando el atacante de la Ponferradina intentaba sorprender desde lejos con una vaselina, pero Luca logró volar a tiempo para despejar la pelota por encima del larguero de su portería.

La segunda llegaba casi transcurridos los primeros 45 minutos en una jugada un tanto embarullada. El '2' de la Ponferradina intentaba colgar un balón al área del Castilla, pero este se topaba con el cuerpo de su defensor. El rebote fue a parar a la frontal del área, donde el control del defensa blanco no fue del todo bueno. Su rechace dio la posibilidad de realizar un tiro raso contrapicado a uno de los adversarios, pero Luca Zidane estuvo atento y volvió a impedir que el balón perforase la línea de gol.

[Más información: El Castilla empata contra la Ponferradina en un choque igualado de principio a fin]