Xabi, presentándose frente a sus nuevos jugadores

Xabi, presentándose frente a sus nuevos jugadores

Cantera CANTERA

Xabi Alonso debuta como entrenador con una victoria contundente

Xabi Alonso inició en la mañana de este sábado 1 de septiembre su carrera como entrenador del Real Madrid con ilusión y buen resultado. El nuevo técnico de la cantera blanca disputó su primer partido al mando del Infantil A del Real Madrid. Fue en un partido amistoso frente a la ED Moratalaz al que venció con comodidad por 3-0, en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. La carrera del tolosarra no podía comenzar mejor.

El exjugador madridista llevó al encuentro a 22 futbolistas. Todos jugaron varios participaron en el encuentro, ya que en el descanso, el marcador reflejaba un 2-0 con un gran juego de los locales. Los goleadores del encuentro fueron José María, Iker y Baba, una de las grandes perlas que tiene Xabi Alonso en el vestuario y que con tan sólo 13 años ya deja sobre el césped detalles de gran calidad. 

Otro de los jugadores que realizó un buen papel fue Elyaz Fernández, el hijo menor de Zinedine Zidane, que juega como centrocampista y sobre el que el entrenador vasco estuvo muy encima durante todo el encuentro dándole indicaciones para sacar el balón jugado y buscar asociaciones con el resto de compañeros, desde hace varios años la cantera merengue está cuidando a este jugador.

Xabi Alonso, en el entrenamiento del Infantil A

Xabi Alonso, en el entrenamiento del Infantil A

La tranquilidad es una seña de identidad de Xabi en los terrenos de juego que ahora ha trasladado a los banquillos. Además estuvo animando en todo momento a sus jugadores y dando indicaciones desde la banda. La zaga y la medular recibió más órdenes que la delantera. El '14' insistió en sacar el balón jugado en todo momento y en realizar una presión alta en campo contrario para impedir que los futbolistas del Moratalaz pudieran jugar con comodidad. 

Una nueva etapa para una leyenda

Durante el encuentro se realizaron varios parones para que los jugadores pudieran refrescarse debido a las altas temperaturas y Xabi Alonso aprovechó para dar indicaciones a los jugadores con la pizarra en la mano en todo momento. Al partido asistieron unas 70 personas, en su mayoría padres y madres de los jóvenes que sueñan con llegar, algún día, hasta donde llegó su entrenador, la gran inspiración de sus pupilos.