Una nueva jornada para el Real Madrid. Una victoria de mucho valor e importancia para mantener su ventaja con el Baskonia y seguir presionando al líder para que no baje el listón. El Iberostar Tenerife ve como abandona los puestos de playoffs tras una racha muy preocupante. [Narración y estadísticas: Iberostar Tenerife 82-91 Real Madrid]

Noticias relacionadas

Jaycee Carroll intenta lanzar ante la defensa del Tenerife ACBMEDIA

El partido comenzó con un Rudy Fernández con una gran intensidad y con dos triples muy lejano recordando a sus mejores minutos del último partido ante el Panathinaikos, donde fue el héroe. El Madrid se imponía en todas y cada una de las facetas del juego ante unos locales que basaban sus ataques en tiros poco elaborados y con una ansiedad por los malos resultados cosechados en las últimas jornadas.

El Tenerife no encontraba un ritmo regular y no lograba acercarse a los visitantes, que habían obtenido una renta muy cómoda en los primeros seis minutos: 8-17. Randolph estaba muy acertado desde el perímetro, pero un piqué con Abromaitis le condenó a una falta antideportiva que acercaba a los locales en el electrónico. Después de un parcial de 11-0, el cuadro de Txus Vidorreta se colocaba por delante. Tras una exhibición desde el triple de ambos equipos, los primeros diez minutos finalizaban en tablas. 

Exhibición de Trey Thompkins

El segundo acto iba a tener la misma dinámica de correr al contragolpe y realizar ataques muy cortos. Campazzo daría un paso adelante y comenzaría a reinar en el choque con grandes asistencias para que sus compañeros anotaran a placer. Dos triples en una posición totalmente liberada de Trey Thompkins devolvían una amplia ventaja para los hombres de Pablo Laso: 24-34. 

El buen juego por tramos del equipo canario les agarraba al partido, pero los bajones puntuales eran bien aprovechados por los jugadores blancos. Los catorce puntos en el segundo cuarto de Thompkins provocaban que la diferencia se estancara entre los ocho y diez puntos. La gran intensidad defensiva del '7' merengue lograba frenar los sistemas de los locales, muy atascados en ataque. 

Una posible lesión de Randolph

Tras el paso por vestuarios el Real Madrid seguiría aumentando la diferencia basando su juego en una defensa intensa que dejaba al Tenerife sin vías de anotación. Tras los primeros tres minutos, Iverson lograría el primer punto de su equipo ante la exhibición de Llull desde el triple. El técnico local empezaría a pensar en el importante partido del miércoles y las rotaciones serían más habituales.

Una pequeña reacción de los locales bajaba la diferencia a los 16 puntos a falta de cuatro minutos para finalizar el tercer cuarto: 54-70. Randolph hacía saltar las alarmas en el banquillo del Real Madrid pidiendo el cambio tras un gran golpe contra una mesa tras salvar una pelota imposible, además el esloveno se retiró a los vestuarios. A pesar del gran protagonismo de los médicos de ambos equipos, el Madrid seguía imponiendo su ley en la cancha. 

Anthony Randolph intenta anotar ante el Iberostar Tenerife ACBMEDIA

El último acto iba a ser clave para los locales, que querían marcharse con las mejores sensaciones posibles para su partido europeo del miércoles. Staiger anotaría diez puntos casi de manera consecutiva para poner a su equipo solo a once puntos a falta de ocho minutos: 66-77. Una reacción colosal de los locales, que se metían de lleno en un choque con varios altibajos. 

Pablo Laso no dio opciones a relajaciones y rápidamente buscó revulsivos en el banquillo, metiendo en cancha a Felipe Reyes, que recibiría un golpe brutal en la mandíbula como tarjeta de presentación. Rudy Fernández sería el encargado de silenciar al pabellón con un triple lejanísimo que sentenciaba el choque. Una victoria que confirma la mejoría blanca y continúa con su persecución. 

Iberostar Tenerife 82-91 Real Madrid

Iberostar Tenerife: Abromaitis (14), Brussino (5), Iverson (7), San Miguel (3), Staiger (10) - quinteto inicial - Bassas (12), Gillet (5), Joesaar (-), Niang (-), Richotti (7), Saiz (10), White (5).

Real Madrid: Randolph (10), Rudy Fernández (15), Tavares (3), Llull (15), Taylor (5)- quinteto inicial - Ayón (12), Campazzo (4), Carroll (3), Causeur (2), Reyes (1), Thompkins (14), Yusta (-). 

Árbitros: Hierrezuelo, Zamorano, Sergio Manuel.

Parciales: 22-22 | 18-27 | 19-26 | 23-16

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Insultar Santiago Martín (Tenerife).