Una semana que parece muy apasionante para el Real Madrid. Cuatro encuentros en tan solo siete días y una plantilla preparada para todo. El Manresa llegaba a la capital de España en la séptima posición y con una progresión envidiable para una de las plantillas más humildes. El equipo blanco ha conseguido una victoria muy importante para continuar con persecución. [Narración y estadísticas: Real Madrid 91-57 Baxi Manresa]

Noticias relacionadas

Real Madrid - Baxi Manresa Agencia EFE

El partido comenzó con un Madrid algo despistado y sin poder imprimir el ritmo habitual de los de Pablo Laso. El cuadro catalán por su parte aprovechaba muy bien sus ocasiones y se hacía fuerte tanto en el rebote defensivo como en el ofensivo. Los locales comenzarían a carburar en parte gracias a la calidad de Thompkins y a la agresividad de Sergio Llull

La defensa blanca se comenzaba a imponer y la diferencia cogía forma según avanzaban los minutos. Otro de los jugadores más acertados era Santi Yusta, que siempre aprovecha sus oportunidades y dando motivos para ganar más importancia en la rotación. Peñarroya no se podía creer los errores de los suyos y su bronca en un tiempo muerto se escuchó incluso fuera del pabellón. El resultado hablaba por si solo, ya que el Madrid estaba intratable: 29-13. 

El segundo acto se convirtió en un intercambio de canastas entre los mejores lanzadores de cada equipo. Tanto Lundberg como Rudy Fernández demostrarían muy pronto porque están siendo de los mejores lanzadores de la competición. El equipo catalán seguía en el partido, pero varias acciones negativas no conseguían acercar al Manresa en el encuentro. 

El equipo blanco se seguía imponiendo en el rebote y eso era un gran lastre para el séptimo clasificado de la competición. Bajo la guía de Campazzo el Madrid seguía haciendo daño a base de transiciones muy rápidas y encontrando a los hombres interiores. Una reacción final colocaría a los visitantes a una diferencia inferior a los diez puntos y con las sensaciones muy mejoradas: 46-38.

El 'efecto' Tavares dominó la segunda parte

Tras el paso por vestuarios el Madrid seguiría surtiendo muchos balones a Tavares, muy superior dentro de la zona. El pívot de Cabo Verde sería una auténtica pesadilla para los rivales, que no encontraban el método de hacer frente a su poderío debajo del aro. La diferencia seguía aumentando pero el protagonismo se iba a trasladar a la grada, donde Xabi Alonso estaba disfrutando del partido con su familia. 

El último cuarto parecía más un castigo que una posibilidad de remontada para los visitantes. El Real Madrid seguía imponiendo su ley a base de triples y con un Carroll en estado de gracia desde el 6'75. Todavía sin llegar al ecuador de los últimos diez minutos, los hombres dirigidos por Pablo Laso ya tenían una renta superior a los 30 puntos: 78-46.

Real Madrid - Baxi Manresa Agencia EFE

A diferencia de otros partidos de ACB, el equipo merengue no bajaba el ritmo y seguía castigando los errores de un irreconocible Baxi Manresa. Con esta victoria, el Real Madrid empata a victorias con el Barcelona, que tendrá que superar al Estudiantes este mismo domingo para no perder su renta ante un Madrid que va lanzado. 

Real Madrid 91-57 Baxi Manresa

Real Madrid: Causeur (7), Yusta (17), Tavares (8), Llull (9), Thompkins (13)- quinteto inicial - Rudy Fernández (3), Campazzo (6), Reyes (7), Carroll (12), Deck (3), Prepelic (2), Taylor (4).

Entrenador: Pablo Laso

Baxi Manresa: Toolson (7), Lundberg (-), Zubcic (5), Murphy (9), Muñoz (8) - quinteto inicial - Órrit (8), Jou (3), Sima (5), Sakho (-), Tomás (-), Lalanne (2), Gintvainis (3). 

Entrenador: Joan Peñarroya

Árbitros: Carlos Peruga, Martín Caballero y Esperanza Mendoza. 

Parciales: 29-13 | 17-25 | 23-6 | 22-13

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo tercera disputado en el Wizink Center (Madrid).